Antes de montar un negocio online asegúrate de que tus padres son humanos

En la guardería de mi hija había dos niños.

Bueno, había muchos más, pero estos dos son los protagonistas de esta historia. Al menos coprotagonistas. Eran dos críos que siempre estaban juntos y se llevaban muy bien.

Se quedaban al comedor juntos, se sentaban juntos, animaban al mismo equipo de fútbol y se peleaban pocas veces para ser varones y estar todo el día pegados. Se puede decir que eran súper amigos.

Y nada, los padres y madres de ambos niños también se hicieron amigos. Cenas, paseos por el parque, excursiones al campo. Ya sabes, contacto. Tanto tiempo pasaron “contactando” que un papá se lió con una mamá. No con la mamá de su hijo, con la otra.

Fíjate que jaleo.

El papá de uno con la mamá del otro.

Vaya dos.

El caso es que el papá engañado era atractivo y elegante. Y el papá que se liaba con su guapa mujer era escuálido y bastante feo.

Pero algo tendría, quizá la emoción, quizá la novedad, quizá lo prohibido… cualquiera sabe.  Pero algo tenía de lo que carecía el atractivo y elegante.

Los papás protagonistas no estaban al tanto del asunto. Entiéndeme, los que se liaban sí lo sabían. Me refería a los otros, a los cornudos. Esos no tenían ni idea. Lo sabía todo el mundo menos ellos, dicen que suele ser así.

El caso es que mientras los niños jugaban, dos papás también jugaban y los otros dos ignoraban.

Al final no sé qué pasó, pero uno de los niños “desapareció misteriosamente” de la guardería. Sus papás también “desaparecieron misteriosamente”. Concretamente la familia del escuálido.

¿Lo mejor?

Pues que quieres que te diga, si necesitas emoción en tu vida, mejor hacer otras cosas. No digo que eso no sea rápido y emocionante, pero es mejor hacer otras cosas.

Montar un negocio puede estar bien, pero es cierto que no es para todo el mundo. En todo caso yo no juzgo, pero si quieres engañar a tu mujer o a tu marido ten por seguro que no te puedo ayudar. En ningún caso.

Pero si lo que quieres es tener un negocio online rentable, ser diferente, atractivo, emocionante y sabes que la infidelidad es más antigua que Google, te interesa aprender copywriting.

Copywriting para atrevidos

Isra Bravo