Deberías buscarte un trabajo

Mira,

me acordé de una cosa que quizá te pueda interesar.

Leí que un tipo (perdona, no recuerdo el nombre de la persona de tan brillante respuesta) al que le preguntaron qué diría a todos los que quieren aprender y emprender gratis.

¿Su respuesta?

Que se busquen un trabajo.”

Joder, qué buena respuesta.

Si no quieres invertir en tu negocio, no montes nada y busca un trabajo. Ya está.

No tiene nada de malo. No hay problema si quieres llevar esa vida.

Nadie debería juzgarte ni mucho menos venderte cursos con promesas de libertad.

¿Qué libertad? ¿Estás prisionero en algún sitio?

Si tienes un trabajo que no te gusta o llevas una vida que no te llena, está bien buscar  formas de cambiar eso, pero ningún curso de ventas, copywriting, facebook ads ni nada relacionado, da “libertad”.

La libertad es un concepto serio.

Y a ti nadie te está privando de libertad (creo que no tengo suscriptores en Corea del Norte) y nadie te dará libertad por comprar un curso.

Yo tampoco.

Decirte que con mi curso, tendrás un nuevo y lucrativo negocio en pocas semanas llenos de clientes… o decirte que tendrás toneladas de horas para tu familia mientras aumentas tu facturación, casi automáticamente, con una herramienta que te enseñaré a replicar paso a paso…

Sería lo mismo que decirte…

no creo que seas muy listo, así que te digo estas tonterías totalmente alejadas de la realidad de un emprendedor, para ver si compras.

 

Si quieres trabajar por cuenta ajena, hazlo. A mí no me gusta, me gusta trabajar para mí.

Pero no se me ocurre juzgar a nadie ni pensar que “no es libre”.

Emprender es guapo, pero es duro. Nadie cambiará eso. Nadie lo hará por ti.

Y si no estás dispuesto a la inversión y el sacrificio, deberías buscar un trabajo o conservar el que tengas, pero no emprender.

Ni comprar mi curso. Y esto no es ningún truco de ventas. No quiero tener que dar soporte a personas que no entienden eso.

Con mi curso aprendes copywriting.

Y aprendes cómo aplicar el copywriting y sus fórmulas de manera REAL y con una explicación de por qué se hacen las cosas.

Una fórmula sin saber reglas previas es papel mojado. No vale nada.

¿Qué el copywriting es muy importante para un negocio? Sí, mucho.

Pero como todo, requiere trabajo, ilusión, motivación, constancia e inversión.

La inversión en mi curso son 159€.

¿Trucos para niños tipo “Esto no es para ti… si no estás dispuesto a salir de tu zona de confort”?

No. Ese no es el copywriting que yo enseño.

Esto es para adultos.

Si eres mayor de edad, sigue leyendo…

*** *** ***

*** *** ***

*** *** ***

En la página 51 de mi curso pasa esto

Hace un par de meses me invitó un amigo que tiene una web a unas ponencias de emprendedores digitales.

Era como una especie de congreso presencial. Pero sin “influyentes”.

A mí esas cosas me dan pereza con “influyentes” o sin ellos, pero fui por acompañar a mi amigo.

En esos sitios la gente suele estar hipervitaminada.

Todo el mundo es estético, dinámico y simpático.

A mí me parece bien. Lo que pasa es que yo soy de otra manera. Me gusta mirar.

El caso es que estaba sentado mirando y al final de una de las ponencias, el chico, que era súper estético, dinámico y simpático, preguntó a toda la sala:

Entonces, ¿cuales son para vosotros las claves para tener éxito en los negocios online?

Así que los osados de la sala levantaron las manos.

-Hacer buenos contenidos.

-Aportar verdadero valor y luego la solución.

-Invertir en un plan de marketing que incluya redes sociales, SEO y SEM

-Combinar podcast con vídeos.

-Hacer networking

-Crear sinergias con los negocios con los que compartes público objetivo.

Dieron un montón de ideas que el ponente calificó de “geniales” y “claves” para tener éxito con nuestros negocios.

Bien.

Nadie dijo lo que enseño en la página 51 de mi curso. Concretamente de la 51 a la 54 de Copywriting para atrevidos.

Y es lo más importante de todo y lo único de verdad imprescindible.

Es tan sorprendente para muchos, que incluso algunas personas que lo tienen delante no lo ven. No lo quieren ver.

No es que sean tontos, ni mucho menos. Es que no les entra en la cabeza. No pueden asimilarlo.

Juega en contra de todo lo que has visto hasta ese momento. En contra de lo que hacen el 99% restante de la gente.

He trabajado en ventas, he vendido cosas en persona, por internet, por teléfono y escribiendo.

Y te aseguro que es la mejor lección y la que más ha hecho por mí y mi independencia en toda mi vida.

No es de absorción rápida. Me atrevo a decir que es una manera de entender la vida.

No tienes que ser simpático, ni guapo, ni ser “influyente”. Solo abre el curso, lee e interioriza de la página 51 a las 54.

Sal a la calle. Celébralo. Vuelve al trabajo.

Repito, de la página 51 a la 54. Módulo IV. Ahí está lo más importante que se necesita para tener éxito en tu negocio.

Construye a partir de ahí.

Y sigue leyendo, claro…

 

*** *** ***

*** *** ***

*** *** ***

Los corderos van al matadero en domingo sangriento

Hace un rato terminó la exhibición aérea de Gijón.

Es todos los años.

Vienen los aviones, hacen piruetas en el aire y se marchan.

Está bien.

En el rato que dura todo el mundo está en el muro (no sé de que parte del mundo eres, aquí llaman muro lo que en otros sitios llaman paseo marítimo) y es fácil coger sitio en alguna de las mejores terrazas de la ciudad.

Muy fácil.

Los aviones se pueden ver desde un montón de sitios porque son eso, aviones y no cucarachas y solo tienes que mirar el cielo y soñar.

Pero la gente prefiere agolparse en el muro, de pie, apelotonados, calientes.

Mientras eso pasa, bebo una cerveza fría, como grasientas patatas fritas, miro al cielo y sueño en alguna magnífica terraza vacía.

Cuando acaba el espectáculo, todo el mundo sale en estampida para pillar las mesas que 5 minutos antes estaban libres.

Algunos se quedan de pie y esperan.

La mayoría marchan disgustados.

Les observo.

Y cuando encuentro alguien que me cae bien, que está como un cordero triste buscando un sitio donde sentarse, le miro y le hago un gesto de mi mesa queda libre.

Si el tío va en chandal, no hay mesa.

Si la tía habla como un camionero, no hay mesa.

Si van disfrazados de futbolistas o de mecánicos de F1, no hay mesa.

Hoy se la cedí a un matrimonio de alrededor de 50 con su hijo. Eran felices. Se notaba en su calma.

Había llegado el momento de redondear su gran domingo y cederles una mesa extraordinaria con vistas al mar para que comieran bien.

Así lo hice. Me saludaron y agradecieron.

Salí a dar un paseo por el muro. Todo despejado. Es un gusto pasear en ese momento.

Disfrutando de cada paso.

Bien.

Este mail tiene más valor para tu negocio que tres meses en facebook haciendo “networking”.

Ahora solo falta que sigas leyendo…

*** *** ***

*** *** ***

*** *** ***

La cara oculta de Elvis Presley

Una cosa suelen tener en común las personas que tienen éxito en sus proyectos.

¿Un diseño web perfecto? No es eso.

¿Buenos contactos? Ayuda, pero no.

¿Trabajar en “piloto automático”? Eso desde luego que no.

Es el amor propio. Lo demás es negociable.

La gente que tiene éxito en sus proyectos… tiene un buen concepto de sí mismo.

Bien.

Mi amigo Néstor, el que trabajó de barrendero y los gitanos del barrio le gritaban payo escoba, y yo, íbamos todos los veranos a Santa Pola.

Para ligar con alemanas.

Éramos solteros y en nuestro orden de prioridades estaban las mujeres, luego las mujeres alemanas y finalmente las mujeres alemanas o de cualquier otra parte del mundo.

Éramos como Alfredo Landa, pero el doble de grandes y con la mitad de gracia.

Una noche una alemana le pidió fuego a Néstor… se lo susurró en dulce alemán… fueeegooorrr

Así que sacó el mechero y encendió el cigarrillo.

Al rato, ella y su amiga le miraban y se reían… ji ji ji ji ji ji

¿Qué pensó Néstor? Pues que había ligado.

Que su irresistible atractivo ibérico había persuadido a las alemanas, que las había conquistado con sus palabras, que había conectado con su cliente ideal…

que su mechero les había aportado más “valor” que una mega guía definitiva para “enamorar” a su audiencia.

Pero no… no era eso.

Tenía la cremallera del pantalón bajada y asomaba su ropa interior rosa con la cara de Elvis Presley en el paquete.

Entonces las alemanas se estaban riendo de él y de su ropa interior rosa de Elvis.

No había ligado nada.

¿Y qué tiene que ver eso con las ventas? Pues está bastante claro.

Además, quería decirte que el cliente siempre castiga el miedo. Siempre.

Y compra seguridad.

Incluso cuando contrata servicios de puenting, compra seguridad. Siempre.

Da igual que diga que es un aventurero. Da igual que diga que vive cada día como si fuera el último.

Eso son eslogan. Nada más.

Compra seguridad. Para él y para los suyos.

Y sobre seguridad, los copywriters de EEUU en los años 60 ya utilizaban una manera de redactar cartas de ventas extraordinariamente efectivas para vender servicios.

Tenía que ver con todo esto y es 100% aplicable hoy día. Iba de seguridad y eso…

Sigue leyendo y lo vas viendo…

*** *** ***

*** *** ***

*** *** ***

La manera más simple de vender servicios online

Te cuento.

Copywriting para atrevidos, el curso que vendo para aprender a escribir de tal manera que la gente lea y compre, tiene bastantes copywriters.

No gente que quiera ser copywriter (que también) sino gente que ya lo es o que hizo diferentes formaciones.

¿Lo mejor?

Las mejores opiniones llegan de ahí.

Me puedes creer o no pero recibo un montón de opiniones muy buenas del curso.

Quizá las utilice de alguna manera en un futuro próximo.

Soy algo perezoso con eso y la prueba social está sobrevalorada.

Por ejemplo, en el Módulo II explico un concepto que no se explica en otros cursos de copywriting que hace que automáticamente, todo lo que escribas pase por un filtro de credibilidad imprescindible para vender.

¿Cómo lograr eso y convertirte automáticamente en mejor copywriter? En el módulo II viene. De la página 17 a la 19, concretamente.

Es algo muy sencillo (como todo lo bueno) pero que muchos copywriters no aplican.

Una vez lo aprenden, son automáticamente mejores en su trabajo.

Ya lo dijo el gran Ogilvy, para vender di la verdad. Eso sí, haz que la verdad sea interesante.

¿Una verdad interesante?

Ofrezco servicios de copywriting y no son baratos. Ahora, voy a mejorar con mucho lo que sea que tengas.

¿La razón?

Es mi trabajo. Es lo que hago todos los días. Muchas horas.

Seguro que tú eres mejor que yo en lo tuyo pero quizá yo sea mejor copywriter que tú. No es seguro, claro. Solo es posible.

Soy malísimo en casi todo. Por ejemplo, si te tengo que diseñar una web, Google nos pediría cárcel.

Así que me dedico a lo único que se me da bien y me formo todos los días para mejorar, con mucho, tu negocio.

Si no puedo mejorar tu negocio o sencillamente, no me gusta tu proyecto, no voy a trabajar en el.

Ten por seguro que no te voy a engañar.

No es porque sea mejor persona que los demás, es simplemente porque vender engañando es de copywriter de plastilina.

Ok. Basta de valor por hoy.

Si necesitas un copywriter te puedes suscribir y mirar un rato:

Aquí para suscribirte

Recibirás un mail DIARIO sobre copywriting y vender online. Te voy a ofrecer lo que sea que tenga que vender en ese momento. Si no te gusta te das de baja y ya está. Es muy fácil.

Gratis el ebook, Logra más ventas en tu web gracias a una irlandesa borracha