Así vendió el domingo una suscriptora

Ayer me llegó un mail de una suscriptora y persona maravillosamente loca como para estar aprendiendo de ventas y copywriting con Copywriting para atrevidos y su soporte, que me contó una cosa…

que resume muy bien otras formas de sacar provecho de todo este tema de que la gente lea y compre.

Después de unos comentarios, que no pondré aquí porque pensarás que la he sobornado, me dijo…

Ayer fui a la primera feria de mi sector de la temporada 2019. He ido a más de 40 y es la primera vez, en toda mi vida, que allí mismo vendo. Siempre se hacen contactos, pero ventas es la primera vez. 

¿Cómo lo hice? 

Escribí una carta de ventas y a todo el que se acercaba al stand se la conté, sin miedo a subir los precios ni narrar mi historia. Nada de rollos tipo “esto lleva mucho trabajo y por eso vale lo que vale” y cosas de esas con las que no vendía nada…

 

Luego la carta sigue. No hacen falta más datos para entender dos cosas.

La primera, es que esta chica sabe que puede utilizar Copywriting para atrevidos para que la gente lea y compre o para que la gente escuche y compre.

Por eso hay un módulo, casi sexy, dedicado a matices psicológicos que cambian la visión de ti y de lo que sea que vendas a ojos del lector u oyente.

Un módulo que será muy distinto a casi todo lo que te cuentan que debes hacer para vender.

Un módulo para gente con más personalidad que las alfombrillas de su coche.

Y dos… a ningún cliente le importa absolutamente nada, ni el trabajo ni el sacrificio que tú hagas.

Esto, que es bastante obvio, no parece entenderlo mucha gente.

Para aprender cosas bastante menos obvias que esa y que la gente lea y compre, aquí:

Copywriting para atrevidos

Isra Bravo

*Copywriter Isra Bravo