Cómo vender dando hostias

Mira lo que aprendí el otro día sobre negocios online.

Estaba poniendo leche de un cartón recién abierto en una taza. Entonces, al ir cayendo la leche en la taza, salpicó un poco.

Me pasa mucho. Seguro que tiene una solución muy fácil, pero no me esfuerzo lo suficiente.

Quizá la solución sea inclinar un poco la taza o no volcar completamente el cartón. Podría ser.

Pero me pasa siempre, la leche va cogiendo velocidad… y cuando va por la mitad empieza a salpicar todo alrededor.

Y lo que aprendí que te decía al principio…

El otro día, la dominatrix de la lista que me pide que guarde su identidad, la que siempre me despide con un beso y un latigazo, me dijo…

Isra, voy a montar una movida muy guapa. He pensado en ofrecer mis servicios de dominación pero exclusivamente online. O sea, que se pongan delante del ordenador y me obedezcan. 

¿Cómo lo ves?

Un beso y un latigazo duro duro…

 

Mi respuesta:

Pues mira, lo veo muy bien. Mucho futuro. Algunas personas colocan a su gato delante del ordenador para un diagnóstico psicológico online, del gato, no del dueño, así que no se porqué debería ser diferente con un tipo que le gusta que le claven tacones en las pelotas. El mundo es de los valientes y de los que azotan.”

 

Bien.

Una cosa que todo el que haya vendido algo en su vida sabe, es que nadie compra nada que no quiera comprar. Nadie.

Otra cosa que sabe todo aquel que haya vendido algo en su vida, es que a todos nos encanta comprar. A todos.

Y una cosa que algunos entienden y otros no, es que lo que más vende, la mejor publicidad del mundo, es la que no parece publicidad.

Para aprender en profundidad de ventas y copywriting, aquí:

Copywriting para atrevidos

Isra Bravo

*Copywriter Isra Bravo