Copywriting en la fiesta de marginados

Cuando chaval me gustaba una compañera de clase. María Rubio. Teníamos 12 años.

El día de fin de curso se organizó una fiesta en el gimnasio.

Yo quería acercarme, hablar con ella, tener valor… Pero nada. La fiesta iba pasando y allí estaba yo, empanado.

Para disimular que tenía algo entre manos fui a por una coca cola. Y cuando cruzaba la improvisada pista de baile para volver a mi sitio de marginado, resbalé.

Me di un golpe tan grande en la cabeza que perdí la consciencia. Caí hacia atrás como en los dibujos cuando pisan una cáscara de plátano. Igual.

Total, al abrir los ojos estaba rodeado de gente. Paró la música, paró el baile y, con los ojos de María clavados en los míos, se paró el mundo.

Bueno, pues de eso va todo esto. Tienes que hacer que la gente mire. Si mira, puede que luego lea y compre.

Hay gente que esto lo entiende y que gana dinero por internet, y otros prefieren estar todo el día en redes sociales a ver si encuentran a otro marginado con el que aprender alguna técnica “revolucionaria”.

Bien.

Para los que prefieran que les presten atención

Copywriting para atrevidos

Isra Bravo

Recibirás un mail DIARIO sobre copywriting y vender online. Te voy a ofrecer lo que sea que tenga que vender en ese momento. Si no te gusta te das de baja y ya está. Es muy fácil.

Gratis el ebook, Logra más ventas en tu web gracias a una irlandesa borracha