Dejo de vender uno de mis productos.

El otro día cené con un traficante de emails (trafficker para la gente bilingüe de mundo).

Le conté que llevo años sin invertir en publicidad y que me fue muy bien así.

Pero que andaba con la idea de probar algo bruto.

Así que me contó cómo trabajaba.

Me gustó, me pareció serio.



Por si tienes la suerte de no conocer cómo va el circo online, los traficantes lo que hacen es pillar potenciales clientes y arrastrarlos a tu web para que dejen el email.

Google, Facebook, Twitter, Youtube… en fin, lo que sea.



Como en toda profesión, no es fácil dar con gente competente, pero alguien que sea bueno está muy cotizado.

Es muy buena cosa saber captar tráfico de calidad.

De calidad de verdad.

He visto bastantes listas con miles de suscriptores captados por tráfico de pago que tenían el mismo interés en lo que se vendía allí, que el que tengo yo por meterme en un aeropuerto el 1 de agosto para viajar a un pueblo costero en fiestas patronales.

O sea, prefiero tener 45 de fiebre.



Bien.

Pues este traficante me dijo…

-Supongo que todos los anuncios los escribirías tú. Todos los textos y demás.



Lógicamente, así sería.

Es mi trabajo y casi siempre me ha funcionado absurdamente bien.

No siempre, casi siempre.



Dicho esto, tengo una masterclass para escribir anuncios.

No hay garantía de que vayas a escribir anuncios que siempre vayan a funcionar, pero es posible que conocer los ángulos que yo utilizo te ayuden a lograr mucho mejores resultados.

Podrás hacerlo sea lo que sea que vendas.



Y otra cosa, voy a dejar de vender esta masterclass.

La voy a descatalogar.

El día 15 de este mes de julio será el último día.

Después no la venderé más. Al menos, hasta dentro de un año. 

Masterclass para anuncios rentables

Isra Bravo.

*Copywriter Isra Bravo