El defecto mediocre que no soportan ni los mediocres

Cada email de la estrategia de lanzamiento que voy a regalar a todos los clientes que tengan mi curso de email marketing antes del día 30 de este mes, tiene un nombre.

Una palabra.

El email número 5 se llama, Excitación.



Y es, posiblemente, el tipo de email que más problemas genera a la hora de enfocarlo.

Y por ello, uno de los más importantes.



No descubro nada si digo que la mayoría de la gente no se sabe vender.

Y esto es lógico.

Por una lado, no nos enseñan. Aunque esa parte de la culpa es muy muy pequeña.

Y con todos los medios a nuestra alcance, cada vez esa parte es más pequeña.

Los grandes culpables somos cada uno de nosotros.

Es fácil de ver:



¿Qué hacen muchos cuando ven una persona que tiene éxito en lo suyo?

Pues cuando alguien tiene éxito no miran lo que pueden aprender.

Miran lo que pueden criticar.

Y en mi opinión no solicitada de hoy, eso no solo nos convierte en mediocres, es que merecemos que todo nos salga mediocre.



Así que en el email 5 de la secuencia de lanzamiento que regalo (Excitación), hablo al detalle de un ángulo que refleja de nosotros muchas cosas, pero en ningún caso ser mediocres.

Los mediocres no le interesan demasiado a nadie, ni a los mediocres.



Bien.

Como decía al principio, esta secuencia de 9 emails para hacer lanzamientos la voy a regalar.

A todas aquellas personas que tengan o que compren mi curso de email marketing antes del 30 de junio.



Después no la volveré a regalar y la convertiré en un producto de pago. Es material para ello.

Hasta el día 30 es tuyo al comprar el curso. Después, será tarde.

Curso de email marketing

Isra Bravo.

*Copywriter Isra Bravo