El ejercicio que me ayudó a diseñar toda la estrategia de mi negocio.

Hace unos años hice un ejercicio que fue extraordinariamente útil para mi negocio.

Te lo cuento, por si te sirve.



Durante un tiempo estuve recopilando análisis de expertos en bolsa.

Sus predicciones de evolución de diferentes acciones de empresas y esas cosas.

Por ejemplo salía un tipo que decía…

“Para este 2016 hay que invertir en Telefónica porque su tendencia es claramente alcista”



Otro que decía…

“Conviene replegar posiciones con la banca porque el escenario es claramente bajista”.



Después argumentaban con muchos datos los motivos.

Una vez que tenía esos análisis miraba lo qué había pasado en realidad. Daba risa.



Y las conclusiones de mi humilde ensayo me podría dar para un libro pero lo voy a resumir en dos frases:

-Hacer predicciones sobre el futuro no tiene puto sentido.

-Basar nuestras fortalezas o decisiones en algo así, es estúpido.



Bien.

Tratar de adivinar el futuro en vez de hacernos lo menos vulnerables posible a el, es una estrategia demencial.



(Llegados a este punto recomiendo leer Antifrágil, de Nassim Taleb. Una obra maestra del sentido común y eso es mucho decir).



Teniendo en cuanta la información de mi pequeño estudio, diseñé mi negocio.

¿Cómo?

Sencillo.



Como no puedo adivinar el futuro, no perdí el tiempo en tratar de hacerlo.

Dicho esto:

Ignoro el nombre de la próxima red social de moda. Tampoco sé cómo será. Ni qué se hará en ella.

Ignoro la manera en la que Google nos dará la información en el futuro y sus motores de búsqueda.

Ignoro la forma oficial de pago en los próximos años. ¿Monedas? ¿Papel de fumar? ¿Freidoras? Ni idea.



Y como vender y vivir es lo mismo, lo único que tenía claro es que pase lo que pase hay que saber vender.

Y lo que tenía igual de claro, es que pase lo que pase tenía que buscar gente a la que poder vender.

Crear la fortaleza ahí.

Y eso es exactamente lo que pasa cuando construyes listas de suscriptores de calidad.

Que te centras en tu negocio y en tus clientes, mientras que dejas que el ruido siga ahí fuera.

La mayoría juega a las adivinanzas y sabe mucho de marketing y de acontecimientos futuros.

Todo en orden.



Si te interesa aumentar tu lista de suscriptores, mira aquí:

Masterclass aumentar listas suscriptores (de calidad)

Isra Bravo.



*Copywriter Isra Bravo