Ganar más dinero renunciando a ganarlo

Una vez conocí a un tipo, que supongo que ya estará muerto.

Fue hace 20 años y él ya tenía 85.

Había tenido empresas y ganado mucho dinero, lo cual le había permitido una vida bastante chula, a él, a sus hijos y a los hijos de su hijos.

Y digo una vida “chula” porque fue dueño de su tiempo. Trabajó duro, es cierto, pero ganó mucho y pronto supo cómo disfrutarlo.

No esperó a los 83 y medio para disfrutarlo.

Lo empezó a disfrutar alrededor de los 40.

 

Bien.

Tuve la suerte de hablar con él varias veces por cosas que no vienen al caso, y recuerdo bien algo que me dijo una vez…

“Mira chaval, lo divertido no es ganar dinero, lo divertido es estar ganando dinero y ponerlo todo patasarriba”.

 

Creo que en mi cara pudo leer que no me estaba enterando de nada, así que siguió…

 

“La mayoría de la gente, cuando gana dinero, se aferra a ello como loca. Es normal. ¿Quién quiere cambiar cuando todo va bien?

Pero si cuando mejor te van las cosas, cuando más estas ganando, realizas los grandes cambios… pase lo que pase, acumularás tanto conocimiento y serás tan fuerte, que jamás en tu vida tendrás problemas de dinero. Aunque te arruines.

Casi nadie lo hace, casi todos cambian cuando todo va mal. Para cambiar cuando todo va bien hacen falta pelotas”.

 

Según él mismo decía…

A veces le iba mejor, otras peor, pues siempre aprendía tanto que acumulaba conocimientos para sus próximas aventuras.

 

Se pasó así toda su vida.

En fin, aquel tipo, vivió una vida digna de ser vivida.

Al menos en mi opinión no solicitada de hoy, fue ejemplo de un hombre que supo ver su fragilidad y condición de mortal.

Sinceramente, se me hace muy complicado pensar en alguien que realmente exprima la vida si olvida eso.

 

Pero bueno, no me quiero desviar.

Aquel hombre supo entrar dentro de mi cabeza. Y en el módulo II de mi curso de copywriting te enseño cómo debes hacerlo tú en la de tu cliente.

Es muy bueno para las ventas.

Si te interesa:

Copywriting para atrevidos

Isra Bravo

*Copywriter Isra Bravo