La historia de Alfonsito y una lección de ventas tan directa y simple que quedará en el olvido de una mayoría extraparlamentaria.

-Papi, ¿sabes cuál es mi mayor sueño? Subir al cielo y probar una nube. ¿Y el tuyo?

-Verte subir al cielo y que pruebes una nube.

 

 

Tengo una duda.

Una duda que me corroe el alma, por dentro, por fuera.

 

¿Qué duda?

A ver, haber y aver.

El otro día, en una lista que sigo me invitaron a un webinar.

 

¿Y qué pasa?

Pues que me invitó a suscribirme al webinar.

 

¿Y qué pasa?

Pues que ya estaba suscrito en su lista, por eso me llegó la invitación al webinar.

 

¿Y qué pasa?

Que para qué me haces suscribirme otra vez si ya estoy suscrito.

Vaya lío.

 

¿Si ya estoy en tu lista para qué me haces apuntarme otra vez?

Ya estoy en tu lista, dime cuándo cojones es el webinar, me lo recuerdas unas cuantas veces por email y si puedo voy y si no puedo no voy.

 

¿Es para segmentar?

¿Es por que lo han dicho en La Sexta?

¿Por que lo ha dicho alguien que no vende ni la quinta parte de lo que quiere aparentar?

 

Mira.

Marear a la gente no es buena idea.

Yo tenía un amigo que se llamaba Alfonso.

Como era muy bajo y nos contó que su madre le contó que se quedó muy bajo porque empezó a masturbase muy joven, le llamábamos Alfonsito pajito.

Yo no estoy de acuerdo con esa teoría, pero entiendo que Alfonsito pajito creyera a su madre que para eso es la suya.

 

Pues Alfonsito pajito se enamoró de Carmen. Una chica guapa y simpática y tal.

La quería mucho y empezó a ser detallista.

Le regaló flores.

Le regalo poemas.

La invito a cenar.

A bailar.

A cantar.

A soñar.

Y el día que ya le iba a pedir algo formal…

 

Carmen le dijo que no, que el día anterior se había liado con Víctor.

A ver, Víctor la vio, le gustó y le preguntó, ¿quedamos mañana?

Y quedaron y comieron perdices y lo que tocara.

 

Pues para vender hay que ser Víctor.

Alfonsito pajito, no.

Víctor.

 

Otra cosa.

Si quieres aprender email marketing tengo un curso.

Si tienes lista y quieres vender lo que sea que vendas, lo mismo te interesa.

No hay nada raro en mi curso.

Ninguna estrategia marciana de pensar que la gente no tiene otra cosa que hacer que apuntarse 15 veces en la misma lista.

Es un curso con estrategias de seres humanos que hacen cosas de seres humanos para otros seres humanos.

Fíjate que va a ser eso por lo que funciona.

Curso de email marketing

Isra Bravo

*Copywriter Isra Bravo