La triste y aburrida solidaridad 2.0

Fíjate.

La gente cuando tiene miedo, hace cosas raras.

Todas las personas sienten miedo muchas veces en su vida. No te descubro nada.

Y entonces, mucha gente tiene prisa por mostrarle al mundo lo solidario que es.

Muchas veces por miedo y porque los demás vean lo solidario que es y parecer una buena persona. Para que les acepten.

 

Oh.

Y nos regalan un montón de cosas para estar muy entretenidos, y nos dicen lo poco ético que es vender en estos momentos.

Anda.

Algunos de los que dicen estas idioteces ponen al lado “experto en marketing y en transformación digital”.

¿Pero qué vas a transformar si tienes menos luces que un becerro de tres meses?

No sabes distinguir la ética con el postureo.

Bebé.

 

Te cuento esto por lo siguiente.

El otro día escuché a un chaval en un programa de radio, que por su voz no tenía más de 20 años, contar algo que me gustó mucho.

Puso un cartel en su portal ofreciendo ayuda a sus vecinos. Por si les podía ayudar con la compra, conversación y cosas así.

Mira qué sencillo. Mira qué majo. Mira qué útil.

No se me había ocurrido. Me gustó ese chico.

 

Bueno, sigo…

Entonces voy a una red social.

Me asomo.

Y veo un montón de emprendedores copiando y pegando sus plantillas de ética.

-Ahora estamos para ayudar.

-#YoMeQuedoEnCuenca.

-#NoSalgasTeLoDigoPorSiTodaviaNoTeHasEnterado

-Soy una gran persona 2.0

-En estos momentos, lo importante son las personas.

 

¿Antes no?

Pues vaya manera de perder el tiempo. 3 horas ahí mostrando lo buenos que somos.

Hasta para ser solidarios la mayoría utilizan plantillas para copiar y pegar.

Madre mía.

Podrían escribir una nota en su portal como el chico de la radio.

Si haces eso, pues lo mismo eres más útil.

Toda esa gente mayor se sentirá más protegida.

Es muy jodido ser viejo ahora y estar solo. Lo digo por los que quieran cambiar el mundo, no hace falta ir a twitter, llama a la puerta del vecino y acabas antes.

No hace falta transformar miles de vidas.

En la puerta de enfrente, lo mismo tienes una abuela sola. Empieza por ahí. Lo malo es que la abuela no te va a dar like en facebook. Ni te va a dejar un comentario para que se viralice tu solidaridad 2.0

 

Dicho esto, yo no doy clases de ética, ni regalo mi trabajo. Yo vendo cursos de copywriting.

El de este mes es muy bueno y solo lo van a recibir los suscriptores que estén dados de alta antes del día 31 a las 23:59h después se acabó.

Es aquí

Suscripción

Isra Bravo

*Copywriter Isra Bravo