Lo que aprendí de la desvirgación de un chico de 17 años que puede influir en tus ventas más que 17 embudos marketinianos

Mira.

Esta historia tiene una importante lección de ventas.

A ver, va de la desvirgación de un chico de 17 años que ahora tiene unos cuantos más.

Habrá quién vea una historia vulgar.

Habrá quién vea una poderosa lección de ventas.

Sea lo que sea, habrá quién vea.

 

 

Bien.

Tengo un buen amigo íntimo que un día me contó su desvirgación.

Él tenía 17 años y ella creo que me dijo 25 o 26 o 27 o 29 o por ahí.

La chica era bastante mayor.

El caso es que fueron a un pinar.

Allí, a lo oscuro. Ya sabes.

 

 

Y mi amigo el virgen le pilló gusto al asunto y no lo hizo una vez.

Ni dos.

Ni tres.

Fueron cuatro veces.

Pero lo importante no solo fue la cantidad, fue la calidad. El instinto.

 

 

Cuando mi amigo y toro embravecido se sintió relajado, la chica volvió en sí y le dijo…

“No me creo que fuera tu primera vez, es imposible”.

 

 

Mi amigo y amante bandido pervertido le respondió que nunca había estado con nadie.

Y ella insistió,

“¿Me vas a decir que el mejor sexo que he tenido en mi vida me lo ha dado un chaval de 17 años que encima era virgen? No me lo puedo creer”.

 

 

Mi amigo por lo visto se encogió de hombros y pensó que no merecía la pena discutir por algo así, al fin y al cabo, se sentía muy halagado.

 

 

Unos cuantos años después, tomando unas cervezas y hablando de ventas pues salió el tema.

Las ventas, la vida y demás, es todo lo mismo y le hice una pregunta muy simple…

-Tío, ¿cómo pudiste ser tan tan tan bueno si era la primera vez que te ponías al tema?

 

 

Y la respuesta está en el Módulo I de mi curso de email marketing.

Quiero decir, la respuesta que me dio, fue exactamente lo que te recomiendo hacer en el Módulo I.

Concretamente hay una frase en negrita que dice…

En el mail, para vender… esto es muy importante”

 

 

Y justo en el párrafo de encima, tienes lo que pensó mi amigo (y me respondió) cuando se acostó con esta chica…

…y lo que debes hacer con tu email si quieres vender tanto…

…que todos los días sean como el viernes por la tarde de cuando te soltaban del colegio ese vulgar y gris y llegaba el fin de semana.

Pues como ese viernes por la tarde y el infinito por delante.

Así.

En caso de interés, mira aquí:

Curso de email marketing

Isra Bravo