Mienten

Hablemos del tiempo, hablemos del dinero.

Hablemos.

 

Si le preguntas a un grupo de personas, si consideran más importante tener tiempo del que disfrutar ya sea de su familia, ocio y esas cosas, ganando dinero pero tampoco excesivo, solo para vivir tranquilos…

o no disponer de apenas tiempo por una gran carga de trabajo, pero a cambio, ganar muchísimo dinero…

9 de cada 10, sea verdad o sea mentira, te dirá que la opción 1.

Menos dinero pero más tiempo.

Casi siempre vamos a responder que lo importante de verdad, es el tiempo.

Más que el dinero.

Bien.

 

Sin embargo, la inmensa mayoría de esas personas que se decantan por el tiempo, luego lo venden barato.

Lo venden mal.

Lo machacan.

 

Se supone que cuando alguien vende un servicio, está cambiando tiempo por dinero.

La persona que vende el servicio entrega su tiempo (además de conocimientos, lógicamente) y la persona que lo compra, entrega su dinero.

 

Y es aquí donde hay una enorme contradicción.

Casi todos aquellos que decían que el tiempo era más importante, lo venden barato.

Le dan a cliente (el que trae el dinero) más importancia que al tiempo (el suyo propio).

Entonces cuando muchos dicen que valoran más su tiempo que el dinero, o no saben lo que dicen, o mienten.

 

Si el tiempo es más importante que el dinero (lo es, en mi opinión no solicitada de hoy) no tiene demasiado sentido dar el poder al que trae el dinero.

Porque tu tiempo siempre debería ser más valioso que tu dinero.

Y el tiempo que le dedicas a un cliente, no solo se lo quitas a tu ocio o familia, también te lo quitas de hacer un curso que luego vender o en hacer crecer tu lista, por ejemplo.

 

Si yo mañana tuviera que vender un servicio estaría vendiendo mi tiempo.

La otra parte trae dinero.

Y si considero más importante el tiempo que el dinero, haré lo posible por elegir bien a mis clientes y sobre todo, no malvender mi tiempo.

 

¿Y la forma más efectiva de hacer eso?

Pues tan sencillo como presentando presupuestos que eligen clientes y no al revés.

Precios más altos, mejores clientes, tú dominas, tú mandas.

Y esto es perfectamente posible y es lo que enseño aquí:

Presupuestos

Isra Bravo

*Copywriter Isra Bravo