Ovejas negras y una historia rara que nos sirve para saber si el email nos sirve para vender

Traigo un breve cuento, muy breve, que nos da una impagable lección para vender online.

Mira.

Andaba un pastor con su rebaño de ovejas.

Y por allí pasó un tipo que le preguntó:

-¿Cuánto andan sus ovejas cada día?

Y el pastor respondió con otra pregunta.

-¿Las blancas o las negras?

-Las blancas.

-Las blancas andan unos 7 kilómetros al día.

-¿Y las negras?

-Las negras también.

 

-¿Y cuánta hierba comen cada día?

-¿Las blancas o las negras?

-Las blancas.

-Las blancas comen un kilo de hierba al día.

-¿Y las negras?

-Las negras también.

 

-¿Y cuánta lana dan al año?

-¿Las blancas o las negras?

-Las blancas.

-Pues las blancas dan unos 4 kilos de lana al año.

-¿Y las negras?

-Las negras también.

 

Puta madre con el pastor. El tío de las preguntas ya se estaba empezando a mosquear.

Así que le preguntó muy intrigado…

-¿Puedo preguntarle por qué en cada pregunta se empeña usted en distinguir las blancas de las negras si la respuesta es exactamente la misma?

-Bueno, usted perdone, es que las blancas son mías. ¿Me entiende?

-Ah, claro. ¿Y las negras?

-Las negras también.

 

Bueno.

Me preguntan muchas veces, muchas, y es normal, ojo, si el email marketing vale para vender alguna cosa determinada.

La respuesta es muy sencilla.

¿Vale para vender servicios?

Vale para vender servicios.

 

¿Para vender cursos?

Para vender cursos, también.

 

¿Para vender productos?

Para vender productos, también.

 

¿Para vender un software?

Para vender un software, también.

 

¿Para vender plazas en un webinar?

Para vende plazas en un webinar, también.

 

¿Para aumentar la audiencia de mi podcast?

Para aumentar la audiencia de tu podcast, también.

 

El email marketing vale para vender cualquier cosa, cualquier día del año.

¿Los domingos?

También.

¿El día del cumpleaños del Rey?

El día del cumpleaños del Rey, también.

 

Da igual, no hay ningún día ni mercado en el que no se pueda vender por email.

Lo que te dé la gana lo puedes vender.

Lo que se necesita es conocer en profundidad los resortes del marketing de respuesta directa.

Una vez conoces eso en profundidad…

…y sabes qué cosas hacer y qué cosas NO hacer…

puedes vender lo que quieras.

Y después de miles de emails durante varios años para vender cosas tan “raras” como arquitectura o máquinas industriales para hacer zumos de naranja, pues algo de todo eso he aprendido y lo enseño aquí:

Curso de email marketing

Isra Bravo

*Copywriter Isra Bravo