Un libro que tiene buena pinta que te recomiendo mirar.

Hombres de buena fortuna
a menudo causan que los imperios caigan.
Mientras que los hombres de comienzos pobres
a menudo no pueden hacer nada en absoluto.
El hijo rico espera a que muera su padre
los pobres solo beben y lloran.
Y a mí, simplemente, no me importa para nada.

Hombres de buena fortuna
muy a menudo no pueden hacer nada.
Mientras que los hombres que nacen pobres

a menudo pueden hacer cualquier cosa.
En el fondo, tratan de actuar como un hombre
y manejar las cosas de la mejor manera que pueden.

Men Of Good Fortune

 

Ayer, un cliente que ha comprado mis formaciones, me mandó un libro de regalo.

La nota decía así:

“Isra, leí este libro y me acordé de ti porque tiene muchas historias chulas para un copywriter y creo que te gustará. De un cliente agradecido. GRACIAS. Gonzalo Rey Abelaira».

PD: No todo va a ser cerveza”.

 

¿Qué libro es?

Nunca comas solo. De Keith Ferrazzi.

Apenas lo he ojeado por encima pero leí algo que me gustó bastante.

 

Este tipo, el tal Ferrazzi, por lo visto era de origen humilde.

Y de chaval se puso a trabajar en un campo de golf, llevando los palos y todo eso.

En el libro comenta que observaba a la gente que tenía dinero y que no había ningún resentimiento en él, simplemente, él también quería tener dinero.

Lo dice con otras palabras, pero viene a decir eso.

 

Y me gustó, porque mi primer trabajo serio, con 15 años, fue de ayudante de un sastre en una de las zonas más lujosas de Madrid.

Yo venía del sur, de un barrio chungo. Y el contraste era bestial.

Pero lejos de tener ningún resentimiento o desprecio, miraba a todos aquellos millonarios que venían a gastar en un traje lo que yo tardaría años en ganar con mi sueldo como gente exótica.

Los miraba y me hacían gracia.

Educados y bronceados.

Las mujeres eran guapas pasados los 50, elegantes e interesantes.

En el barrio pobre la belleza se acaba mucho antes.

Y como nunca he querido ser un líder comunista, no quería su dinero para quedármelo yo, solo quería ganar mi propio dinero.

 

Bien.

En mi masterclass de tela de araña no hay ninguna garantía de ganar dinero.

Si conoces un curso que lo garantice, me mandas un enlace.

Pero sí tiene algo importante que me han dicho cientos de personas que estaban en la membresía y los que ya lo han recibido estos días:

Es una muy buena inversión. Una gran inversión.

Y para ganar dinero, hay que hacer buenas inversiones. Y la (buena) formación es, quizá, la mejor.

Tela de araña masterclass

Isra Bravo

*Copywriter Isra Bravo