Vender salud estando enfermo

El otro día me estaba tomando una cerveza en el puerto, en Gijón.

Te cuento.

Si al mirar a tu izquierda ves cantábrico,

si al mirar a tu derecha ves manto verde,

si al mirar de frente ves Spaten

y si de fondo suena Perfect Day de Lou Reed, pues te han bajado un trozo de paraíso para que juegues un rato.

Bien.

Al rato entré dentro del bar para pedir una bolsa de patatas.

Y en la tv había unos zánganos que están perdidos en una isla pasando hambre a cambio de dinero y de que la gente se ría de ellos y de sus familias.

Una de ellas parecía gitana y dijo… “quiero que mi hernia está orgullosa de mí”

Oh,

creo que dijo su hernia y no su etnia.

Al menos a mí me pareció oír eso.

Me empecé a reír yo solo un poco. El camarero me miró raro. Solo un poco, también.

Pero bueno, hablando de hernias, si tienes una consulta médica, puedes utilizar un recurso de copywriting que se lleva utilizando desde mediados de los 50.

Vale para vender productos y servicios, la verdad.

Para que tu etnia esté orgullosa y vendas un montón.

No lo he inventado yo, claro, a mediados de los 50 mi padre era un niño.

Pero es algo que funciona muy bien si quieres que la gente vaya a tu consulta y no a la de la competencia.

Lo único que les tienes que decir a tus suscriptores es que van a salir de tu consulta mucho peor de lo que han entrado. Con algún pequeño matiz es un imán.

Pero bueno, lo mismo en tu etnia no tienen hernias y lo de vender más, contigo no va.

Copywriting para atrevidos

Isra Bravo

*Copywriter Isra Bravo