Yonki dependencias y ventas.

Hablemos de control y de ganar dinero con un negocio.

Bien.

No tengo estudios relacionados con el mundo de la empresa.

No sé de gestión de proyectos.

No sé hacer un business plan a 3 años vista ni a tres minutos vista.

Desconozco por completo como “evolucionará el comportamiento del cliente potencial” en los próximos meses. Días o minutos. 

No sé interpretar una gráfica que tenga más de una línea.

Y, sinceramente, no soy capaz de descifrar en qué trabajan más del 50% de las personas que vi alguna vez en Linkedin.

Son puestos con nombres demasiado raros.



Sin embargo, hay algo que siempre me obsesionó en cierta forma.

La dependencia.

Tener la menos dependencia personal y eso aplicarlo en todo lo que hacía.

Evidentemente, no se puede tener una independencia total, ni la quiero.

Dependí de la fuerza de mi padres al crecer.

Y ahora mi bienestar depende del bienestar de mi familia, por poner dos ejemplos básicos.

Y así debe ser.



Pero siempre traté de aplicar la mayor independencia de la que fuera capaz.

Pues a medida que dependes de más cosas, más débil eres.

Hablo de una debilidad contraproducente.



Y aplicado a los negocios, algo está claro.

A mayor dependencia, más débil será tu negocio.



Si mi negocio dependiera de un par de lanzamientos al año, podría encarecerse notablemente la publicidad en ese momento, o podría venir una circunstancia adversa y ajena para acabar con el trabajo de meses.



¿Solución?

Vender todos los días. De forma lineal.



Entonces tenía que construir una lista de suscriptores de calidad.

Una lista con la que me pudiera comunicar cada vez que quisiera.

Me enfoqué en salir en podcast. Esa fue mi principal estrategia. Y cuando no me conocía nadie, lograba muy buenas entrevistas gracias al tipo de emails que mandaba.

También utilizo otras cosas muy efectivas..

De todas estas cosas hablo (y vemos ejemplos reales) en mi Masterclass para aumentar suscriptores.



Por eso cuando me dicen que Facebook encareció la publicidad, no me importa.

Cuando me dicen que Google cambió su algoritmo, no me importa.

Cuando me dicen qué red social está de moda y a la que es imprescindible que vaya, ni me importa, ni voy.



No enfoco la energía ahí, la enfoco en crear listas con suscriptores de calidad.

Porque a menos dependencia tenga un negocio, es más fuerte.

Si te interesa, mira aquí:

Masterclass aumentar lista de suscriptores. (De calidad).

Isra Bravo.

*Copywriter Isra Bravo