2 formas de desesperación y 3 pasos de venta

Creo que fue a Robert Kiyosaki de la persona que escuché …

“Un autónomo es esclavo de su propio éxito. Cuando más negocio logra, más duro tendrá que trabajar”.

Hay bastante de cierto en esto.

Aunque siempre es mejor llegar al nivel donde tener un montón de trabajo sea un problema y no al revés.

 

 

Me acordé de esto por un email que me llegó el otro día de Ana (anazaragoza-copywriter), una clienta que me decía, copio y pego:

“Hola, Isra.

Ni falta que hace decirte que estoy encantada con tus formaciones.

Llevo implementando tus enseñanzas desde enero y he tenido tres meses frenéticos de trabajo.

En parte por tu culpa.

Me has puesto frenética”.

 

 

Espero que no le pase lo que decía Kiyosaki y se convierta en esclava de su propio éxito.

Aunque siempre será mejor tener éxito en tu trabajo que no tenerlo.

Al fin y al cabo, si tienes quizá puedas hacer algo para organizarte y vivir muy bien.

Si no tienes, a menudo, te desesperas.

Y la desesperación tiene dos caras.

Si la miras y dices, “está bien, todo o nada” , esa desesperación es buena.

Si la miras y te bloquea, es mala.

Es lo que hay.

 

 

Bien.

Dicho esto:

No sé, ni me importa, si hay una nueva red social de moda.

Ni la última tendencia para ganar dinero con la web.

 

 

Quizá es un bicho que hable a la gente cuando entre en la página,

O montar un congreso,

O poner un contador de que tienes un minuto para comprar o tu ordenador reventará,

O cerrar los ojos y desearlo mucho,

O cualquier otra cosa.

Oh

 

 

No tengo ni la menor idea.

En mi opinión no solicitada de hoy, es todo más sencillo.

Son 3 pasos.

No 1

No 2,

3 pasos.

-Saber qué vendes.

-A quién se lo vendes.

-Saber venderlo.

Si buscas ayuda para eso, mira aquí:

Curso de copywriting

Isra Bravo

*Copywriter Isra Bravo