Algo que muy pocos harán, aunque sepan que es bueno para sus negocios

Alguna gente me dice cosas.

Voy a ser más concreto, cosas que lo mismo te interesan.

Me refiero a comentarios del tipo… “recibo bastantes peticiones de presupuesto, pero una vez las mando, desaparecen.

¿Soy demasiado caro?

¿Soy demasiado barato?”

 

Pues no sé. No tengo ni idea.

Puede que tus presupuestos tengan menos personalidad que la cesta donde tienes las pinzas para tender la ropa.

No sabría decirte.

No voy a fingir que conozco tu cesta de pinzas de la ropa, no tengo ni idea de si ni siquiera tiendes, lo dejas encima de la cama o si pones alguna lavadora.

No sé mucho de ti, realmente.

 

Así que puede ser porque tus presupuestos sean más aburridos que hacer cola en un banco…

o puede que no sea eso.

Puede que antes de todo, no estés haciendo las cosas demasiado bien. Mucho antes.

 

Bueno, en la formación de enero en la que vamos a ver la estructura web completa, hay un pequeño inciso…

pequeño, no irrelevante, pequeño pero relevante…

sobre porqué la mayoría de la gente hace un enfoque muy equivocado en la captación de clientes.

O sea, que el problema viene en la base. No después, antes.

 

De todas maneras, lo que vamos a ver en enero, será algo que mucha gente, por mucho que lo lea, no lo hará.

Hay dos razones para ello:

-La primera es fácilmente solucionable:

No lo hacen porque lo desconocen, cosa lógica porque su trabajo es saber de su profesión, no tanto saber cómo venderla.

Esa parte es muy fácil de solucionar. Se llama formación. Nadie nace enseñado, no hay problema.

 

-La segunda no tanto, ¿por?

Porque hay que romper barreras que van contra nuestra naturaleza y porque van en contra de algo que tenemos muy MUY arraigado dentro de cada uno de nosotros.

Lo explico en la página 6.

Y repito, es muy posible que aunque lo leas, seas incapaz de llevarlo a cabo. A pesar de ser rabiosamente efectivo.

Antes de darte de alta, me parece justo que lo sepas:

Suscribirse

Isra Bravo

*Copywriter Isra Bravo