Cómo minar (lenta, pero inevitablemente) la credibilidad de lo que vendas

Ayer, un suscriptor de la lista que nunca ha comprado, me preguntó que si con el curso de email marketing ya no iba el boletín.

Y la respuesta es no.

Nunca más.

Una vez validada la idea en diferentes mercados y países a los que lo mando, gracias al buen hacer del mundo logístico, avanzamos.

Sin objetivos. Solo seguimos andando y disfrutando.

Cuando sea posible acceder de nuevo al boletín, será de otra forma. Y será a un precio superior. No para los que ya están, claro.

Esto, en realidad, es una lección de ventas, básica.

 

¿Qué lección?

Uno de esos suscriptores del boletín mensual de pago, el ingeniero de sonido y productor musical, Paul Cano, me mandó ayer un email donde, además de agradecerme la calidad de mis formaciones y boletines, me agradecía cuidar tan bien al cliente.

 

¿Por qué me contó esto?

Porque me dijo que ha comprado bastantes formaciones (algunas de 2.000€) donde al cabo de 3 meses ha visto que la daban por la mitad de precio o directamente daban esa misma formación + otras dos igual de caras, al mismo precio por el que él pagó una.

Solo para el nuevo cliente.

Esas cosas suelen durar unos días. Lo podrían llamar…

«La semana fantástica de premiar al que nunca compró y dejar con cara de gilipollas al que ya es cliente».

Muy buena estrategia…

Paul me dijo que, a sus ojos, eso hace que pierdan mucha credibilidad.

Y es cierto, claro.

 

Algunos piensan que son Amazon. Pero no son Amazon.

La gente cree que tiene imperios porque les aplaudan un poco en twitter y les saquen en el periódico de su pueblo.

Madre mía…

 

Bueno, si quieres aprender copywriting tengo algo.

Si estás esperando el black fraude o alguna cosa de esas para que la idea de una multinacional se cargue mi empresa por pensar con su cabeza en vez de con la mía, pues eso no va a ocurrir.

Lo único que va a pasar con mis formaciones es que suban. No que bajen. Que suban.

Copywriting para atrevidos

Isra Bravo

*Copywriter Isra Bravo