Cómo saber si la abuela fuma y vender online

Hoy quiero hablar de contradicciones.

Los buenos copywriters, utilizan constantemente el contraste.

Pero no se puede confundir el contraste con las contradicciones. Cambia la cosa.

El otro día estaba en casa tomando un café y aterricé en una web de un especialista en email marketing que manda mails más aburridos que una peli francesa de arte y ensayo.

Bien.

El experto vendía un curso acabado en 7 para que los mails que mandes sean irresistibles.

Ya sé lo que estás pensado, que cómo te va a enseñar a mandar mails irresistibles un tío que manda mails tan aburridos, pero no, ahí no está la contradicción.

Al fin y al cabo, esto es solo mi opinión.

Y yo podría estar totalmente equivocado y este tío mandar mails buenísimos y recibir todos los días respuestas de gente diciendo que es un genio.

Así que no va de mi gusto.

Mi gusto es irrelevante.

Además, yo no soy un experto en nada.

Yo te mando un mail y te ofrezco un curso, si lo quieres bien y si no, también. Tan contentos todos.

Entonces, hablemos de cosas que no admiten opinión. ¿El mar es salado? Pues ya está.

 

Bien.

El curso eran 30 plantillas para armar 12 tipos de mails irresistibles.

Textualmente decía “solo tendrás que copiar y pegar”. Ya está. No tenías que hacer nada más. Este dato es importante para lo que te voy a contar. Solo copiar y pegar.

Y, por supuesto, valía para cualquier mercado. ¿Vender fresas? Copias y pegas. ¿Vendes zapatillas para correr? Lo mismo.

¿Pensar? No, que la luz está muy cara.

Bien.

Lo realmente bueno de la carta de ventas llega al final, en los, estos es para ti… si tu abuelo no es una bicicleta. 

Esto no es para ti… si tu madre bebió en el embarazo… 

Y así, ya me entiendes.

El caso es que decía… esto no es para ti si… no estás dispuesto a trabajar muy duro.

¿Trabajar muy duro? Pero joder, ¿No eran plantillas para que las copie y las pegue?

¿Cómo que trabajar duro? ¿Y la promesa de mails irresistibles copiando y pegando tus plantillas?

Vaya.

Bien. Si quieres ver una carta de ventas que vende y no un parque de bolas, mira aquí:

Copywriting para atrevidos

Isra Bravo