Cómo tenía clientes sin tener ni web

Hay algo bastante común cuando alguien arranca con su negocio.

Y es cómo conseguir clientes.

En eso estamos todos de acuerdo.

 

Ahora, hay algo, algo muy importante, que le he explicado a Raúl, el hámster de mi hija, esta misma mañana, que le ha parecido tan interesante que ha dejado de comer pipas.

 

Mira.

Se le presta menos atención pero que si se hace, los clientes vienen siempre uno detrás de otro.

Es un detalle bastante sutil que cambia por completo la experiencia que tienen contigo.

De hecho, esto es tan importante que me permitió tener clientes, uno tras otro, sin tener ni siquiera una web.

Sin salir en verbenas online.

Sin estar en facebook haciendo networking.

Sin estar en twitter cambiando el mundo.

Sin estar haciendo comentarios en blogs de influyentes para que me pusieran cara.

Sin testimonios, matrimonios ni patrimonios.

Nada.

 

Una vez capté el cliente, apliqué una filosofía de trabajo que puede aplicar cualquier persona que venda cosas, sea de lo que sea, que me funcionó tan bien, que cuando un suscriptor de mi formación mensual me preguntó en soporte…

Isra ¿conoces alguna forma, además de dar por hecho que se ha realizado un buen servicio, de fomentar el boca a boca gracias a una buena satisfacción del cliente? 

En definitiva, ¿de mejorar el servicio postventa?

 

Tuve clara la respuesta.

Pues era justo lo que había aplicado durante años que me dio excelentes resultados.

A mí y a cualquiera que lo aplique.

 

De todos modos, esta es una de las muchas cosas que explico en el especial preguntas y respuestas del mes de diciembre.

Concretamente, esta pregunta es la primera de todas.

Y es muy posible que te ayude a ti y a tus clientes una vez veas una manera sencilla y eficaz de mejorar el servicio postventa y con ello atraer nuevos clientes sin esfuerzo.

Suscripción

Isra Bravo

*Copywriter Isra Bravo