Métodos antiguos para vender en tiempos revueltos y modernos

Mira,

Cualquiera que tenga un negocio y sepa deletrear su nombre, tiene clara una cosa.

¿Qué cosa?

Pues que la mejor, más económica, más estable y más rentable manera de hacer crecer tu marca, es cuidando muy mucho, al que ya es cliente.

Repito, al que YA es cliente.

Otra vez, y más alto, que con el ruido de fondo que tiene internet, no se escucha bien, al que YA ES CLIENTE.

 

Bien.

¿Hay otras maneras de que crezca un negocio?

Claro, pero yo te hablo de la mejor, más económica, más estable y más rentable que la inmensa mayoría de los seres humanos de la tierra, tienen a mano.

La mayoría de la gente cuando saca un servicio o un curso, se lo quiere vender a todo el mundo y me parece muy bien, pero lo probable, es que no se lo vendan a casi nadie.

Así que hay un camino que es muy sencillo, en realidad.

Se lo vendes a unos pocos, haces las cosas utilizando tu cabeza y no la de tu vecino y de manera natural, humana y sencilla, esas personas serán tus mejores embajadores.

 

¿Y cómo hacer eso?

¿Organizando un congreso de marketing online?

¿Montando un grupo privado de facebook?

¿Rellenando plantillas?

¿Rezando?

 

No, es más fácil.

Para entendernos, muchas personas dicen que enamoran a sus clientes, otros, no lo dicen, lo hacen.

Ahí está el dinero, claro.

En decirlo, no.

En hacerlo.

 

Bueno, hay una manera especialmente eficaz de hacer todo esto. Lo explico en la formación de diciembre.

Concretamente, en las páginas 3, 4 y 5. Como siempre, con enfoques para poder implementar sea lo que sea lo que vendas.

Y como siempre, solo para suscriptores.

Puedes darte de alta antes del día 31 de diciembre, después, será tarde.

Suscripción

Isra Bravo

*Copywriter Isra Bravo