Cómo volar la cabeza de un abogado

Reconozco que uno de mis primeros trabajos como copywriter me dio mucha confianza.

Quizá tuve suerte pero, sin lugar a dudas, es una suerte empezar así.

 

¿De qué hablo?

Pues que aquel trabajo, para un despacho de abogados, funcionó muy bien.

 

Y fue un trabajo “raro” porque los abogados, normalmente, con ese lenguaje tan técnico y aburrido para el resto de los mortales (pasa porque no les entendemos, no es otra cosa), siempre me parecía que hablaban entre ellos.

Y para ellos.

 

En aquel trabajo utilizamos las historias de tal manera, que hasta un niño de 12 años podía entenderlas.

¿Resultados? Más ventas, más contactos.

Esto pasa siempre y no es porque lo diga yo.

 

Para mí fue un espaldarazo personal comprobar, con mis propios ojos, que las historias, que las buenas historias y el copywriting eran algo extraordinariamente efectivo, en un sector “áspero” y “frío” como ese.

A ver, entiendo que esto puede parecer muy obvio.

Hoy tengo muy claro que el copywriting vale para cualquier sector y cuanto más “aburrido” sea, todavía mejor, pero en su momento, pues no lo tenía tan claro, pues carecía de la experiencia y la perspectiva.

Nadie nace aprendido.

Al menos no yo, que me moriré poco aprendido, o sea, imagina al nacer.

 

Y hoy puedo afirmar con rotundidad y sin miedo a exagerar lo más mínimo, que el copywriting vale para cualquier nicho y que si sabes utilizar la palabra escrita, las empresas ganan mucho más dinero. Mucho más.

 

Abogados

Arquitectos

Coachs

SEO

Médicos

Comerciales

O Chamanes.

 

Me da exactamente igual, eso es así.

Es lo que hay.

Por eso, me hace gracia e ilusión cuando recibo opiniones de abogados.

Tengo unos cuantos, cuantas y cuantes.

La última me la mandó Joaquín Casanovas de bluelawmarket. com en una opinión no solicitada vuela cabeza:

 

Hola Isra,

¿Qué tal estas?

Lo primero, que quiero hacer es darte la enhorabuena porque estoy leyendo el curso de «Cartas y Páginas de venta» y me está estallando la cabeza; Sencillamente brutal.

Imagínate, yo, abogado (flexible eso sí, y creo que con muchas ideas), leyendo con pelos y señales, y de forma detallada, sin tapujos ni convencionalismos ninguno, como debemos vender online gracias a las palabras, que por otra parte, es nuestra principal herramienta de trabajo, pues sencillamente me has volado la cabeza. ;)

Poco a poco iré comprando el resto de tus cursos, no lo dudes”.

 

Bueno, el curso del que habla Joaquín es el de cartas de venta.

Y si vendes cualquier cosa y quieres vender bastante más de esa cualquier cosa, pues lo mismo te interesa:

Cartas de venta

Isra Bravo

*Copywriter Isra Bravo