Detectar a un vendedor con experiencia o matar parte de tus ventas por pequeños detalles

A principios de agosto me mandó un email una suscriptora, copio y pego:

“Mi querido Isra.

Estoy apuntada a la lista de XXX, parece maja, pero me llamó la atención que dice que ella solamente se forma con gente de EEUU y aunque reconoce que hay gente buena en España, prefiere no hacerlo aquí e ir directamente a la fuente de la que aprenden los de aquí.

Y luego me vendía su curso. 

¿No te parece un poco raro decir que ella no se forma aquí porque lo bueno está fuera y luego tratar de vender un curso aquí? 

Le pedí que me dijera dónde se formaba ella y hacer lo que ella hace, pero no me respondió”.

 

Bien.

En febrero saqué una formación, solo para suscriptores de pago, donde hablé de esto.

Cierto problema (religioso/filosófico/cultural) de determinadas estrategias de marketing en un mercado u otro.

Todo ello gracias a la inspiración del inmortal filósofo Gustavo Bueno.

Del cual se puede aprender más marketing que de la mayoría de los gurús, de los de aquí y de los de allí.

Pero claro, es mejor devaluar lo de aquí, aunque con ello se devalúe su propio producto.

Muy bien. Es un buena manera de matar tus ventas.

 

Bueno, en mi curso de email marketing hablo de algunas de mis grandes inspiraciones, gente muy buena de la que mucho se puede aprender. También escritores.

No es un curso con las cuatro idioteces que le haya copiado a un yanki ni a un inglés ni a un español, es un curso con personalidad propia, la mía, con experiencias propias, las mías y con inspiraciones múltiples, de muchísima gente, a menudo, mucho mejor que yo, claro.

 

Dicho esto, considero, en mi opinión no solicitada de hoy, que es un gran curso, de gran nivel de inspiración.

Nada (o todo) que envidiar a lo que vemos fuera.

 

Así lo piensa también Antonio Sánchez (su web es antoniosanchezmarti .es) un vendedor de la vieja escuela, que sabe mucho de ventas.

Es cliente reciente mío y me mandó esta opinión no solicitada:

Espectacular el curso de email marketing, en serio, estoy gratamente sorprendido e incluso muy cabreado.

…cuanto tiempo y dinero perdido en gurús…, pero lo peor es no haberme dado cuenta y tener que venir un tío de Gijón 😉 para espabilarme”.

 

En realidad no soy de Gijón, pero vivo bien aquí gracias a gente que le dice a otra gente, “aprende copywriting con este tío”.

Casi todos mis clientes, son recomendación de otros clientes que NO se llevan nada por recomendarme. Y jamás les he pedido ni una sola opinión.

Los testimonios o son espontáneos y desisnteresados, o son mentira.

Así de simple.

Y otra cosa simple. El precio del curso sube a partir del día 20. Y sube bastante.

Aquí los detalles:

www.emailparatrevidos.com

Isra Bravo