Dónde está el dinero. Está en muchas partes.

Mira.

Carl Gelletti, uno de los mejores copywriters vivos del mundo, contó en una ocasión (en muchas, en realidad) cómo empezó en esto de ganar dinero.

 

Resulta que cuando era un joven empleado en una consultoría, se interesó por los seminarios.

Iba a todo tipo de seminarios para aprender cosas.

Le fascinaban.

Así que pensó que sería buena idea saber cómo iba eso de los seminarios, pero desde dentro.

Empezó a investigar.

 

Y descubrió que una parte del presupuesto se iba en el local.

Muy bien.

Descubrió, que otra parte del presupuesto, se iba en el acondicionamiento de la sala. Ya sabes, altavoces, mesas, camisetas…

Muy, muy bien.

 

Pero lo que le “giró” completamente la cabeza fue descubrir… que la mayor parte del presupuesto, lo que realmente hacía que un seminario fuera un éxito o un fracaso era…

(redoble de tambores…)

La promoción del seminario.

 

Así de simple.

Por tanto, Gelletti dijo… “coño, lo que haré será aprender copywriting porque si todas las empresas, da igual de lo que sean, se dejan la mayor parte de sus presupuestos en promocionar lo que quieren vender, pues…

lo que tengo que hacer es ser copywriter. Hay muchísimo dinero en saber vender lo que sea que vendas”.

 

Bien.

Yo no sé si tú quieres ser copywriter o no.

Es una profesión muy chula.

 

¿Se gana dinero?

Más del que puedas gastar incluidos tus descendientes, o lo mismo no llegas a final de mes.

Como todo.

Decir lo contrario sería mentir y no hay necesidad.

Pero lo que es seguro, es que la profesión es muy chula.

Al menos en mi opinión no solicitada de hoy.

 

Entonces eso, no sé si quieres ser copywriter o no.

Pero lo que es seguro, mucho más seguro todavía que sea o no una profesión chula, es que en Internet es imprescindible dominar la redacción publicitaria.

A ver, cuando digo imprescindible lo digo para la gente ambiciosa que le gusta montar negocios y ganar dinero.

No todo el mundo tiene porqué buscar eso, por supuesto.

Copywriting para atrevidos

Isra Bravo

*Copywriter Isra Bravo