Ego

Siempre he pensado que para aprender de marketing, normalmente, no hay que escuchar a la gente de marketing.

A ver, esto no es personal.

No digo que no haya gente de marketing que sepa de marketing.

Pero, generalmente, no mucho.

Es lo que hay.

 

¿Y dónde se puede aprender de marketing y de ventas?

En muchos sitios.

En muchos lugares de la vida.

Ligando.

Fracasando.

Leyendo.

Soñando.

Discutiendo.

Fumando a escondidas.

Hasta mirando un perro.

 

Una de las cosas que sabe cualquiera que sepa de ventas, es el poder de la repetición.

Esto ya lo contaba Freud de la siguiente manera:

“Si quieres influir en la decisión de alguien, no necesitas presentarle argumentos lógicos. Tienes que darle imágenes vivas y repetir siempre lo mismo”.

 

En esta frase hay un conocimiento de ventas más profundo que en la mayoría de los lanzamientos a lo Jeff Walker que ves por ahí.

Ojo, nada en contra de Jeff Walker.

Ese tío me parece muy “fino”.

Jeff Walker es muy Jeff Walker.

 

Bien.

Repetir, repetir y repetir.

Entonces, cuando alguien dice que no quiere mandar muchos emails para no cansar a su audiencia demuestra dos cosas:

-No sabe lo que está diciendo.

-No sabe el dinero que está perdiendo.

 

Lo mismo piensa que tiene a su lista pendiente solo de sus emails para recibirlos y poder “cansarse”.

Creo que en el fondo, los que dicen que no quieren vender todos los días para no agobiar, tienen un problema de exceso de ego.

Como si el mundo no tuviera otra cosa en que pensar que en las veces que vendes tú o no.

Venga coño.

Lo mismo alguno cree que todo lo que tiene que hacer su audiencia es recibir su puto email y cansarse de él.

Pues no.

 

Pero a más emails mandas, más ventas.

¿Más bajas?

Claro, y eso es fabuloso.

El rechazo es algo fabuloso.

El símbolo de estar haciendo las cosas bien.

Ventas y bajas.

Bajas y ventas.

Ese es el efecto del buen email marketing.

Eso es tener una lista viva y un negocio rentable.

 

También puedes no mandar un email nunca y no tendrás ni una baja. No sabrán ni que existes.

Si eso te gusta, quédate quieto. No respires, no molestes, no ofendas, no canses, no nada. Muere. Muere sin molestar. Muere sin agobiar. Muere correcto.

Si prefieres ganar dinero tengo este curso que creo que debe ser bueno, pero lo tendrás que decidir tú.

Curso de email marketing

Isra Bravo.

*Copywriter Isra Bravo