El NO secreto que siempre acompaña las ventas masivas

El mundo necesita gente que innove, aunque yo no sea de esos, obviamente.

Tengo la oportunidad de hablar con personas que hacen cosas muy creativas, algunas con mucho sentido y otras…

bueno, yo no se lo encuentro.

 

Pero en cualquier caso, los emprendedores creativos, son gente que me divierte mucho, admiro lo que hacen.

A mí me hace gracia cuando me dicen que soy una persona creativa ¿yo? Para nada, no está entre mis cualidades, en absoluto.

Soy muy observador, por ejemplo. Eso sí y no lo niego, eso es muy bueno para la venta.

¿Pero creativo? No.

Solo soy un vendedor, no creo nada, lo único que hago es observar de qué tiene hambre el mercado y se lo doy.

De hecho, cualquier copywriter con experiencia te dirá que la mejor de todas la armas que tienes para vender, no es un buen precio…

Ni la mejor ubicación del local.

Ni el producto más innovador…

Ni siquiera el mejor copywriter, por supuesto.

 

¿Cuál es la mejor de todas las armas?

Pues un mercado hambriento. Sin lugar a dudas.

 

De esto hablé hace tiempo, poniendo el ejemplo de un gran copywriter que fue eso mismo lo que les respondió a sus alumnos, cuando les preguntó qué les gustaría tener para vender lo que sea que quisieran vender.

 

Vale, ¿y por qué te cuento esto?

Sencillo, yo no me crié entre inventores, me crié entre vendedores. Quiero decir, que si estás pensando en inventar algo, tienes todo mi respeto y admiración, pero no sé si lo podrás vender o no.

¿El mercado lo quiere?

Si no lo quiere, olvídate. No lo vas a vender.

 

Ahora, ¿de verdad lo quiere?

Bueno, si tienes algo que el mercado quiere y necesitas ayuda para hacer (muchas) ventas, mira aquí:

Curso de email marketing

Isra Bravo