El siguiente paso raro en un negocio que va bien

Una vez estaba en una formación.

De ventas.

Éramos todos unos pardillos.

Entonces, el tío que nos daba el curso nos dijo algo que lo mismo te interesa si tienes un negocio.

Nos puso en el siguiente supuesto:

«Si tenéis un negocio que tiene un servicio que se va vendiendo y lo tenéis bajo control…

¿Cuál es el siguiente paso que daríais?»

 

Como entre todos los que estábamos allí sumábamos unas 6 horas de experiencia en ventas y unos 20 minutos en gestión de negocios… pronto abrimos nuestras bocazas.

 

-Ampliar el equipo.

-Mejorar nuestra imagen corporativa, siempre se puede mejorar.

-Hacer networking.

-Establecer sinergias con empresas del sector.

-Un dossier de control de riesgos.

-Publicidad.

-Decir que nuestra misión es transformar la tierra (bueno, eso no que todavía no éramos seres de luz 2.0).

 

Yo no dije nada, no porque fuera más listo o tuviera más experiencia, me mantuve callado porque era igual de ignorante que los que hablaban, pero en tímido.

 

Bien.

El tío que daba el curso nos miró como se mira una vaca, al principio puede que te haga gracia cruzarte con una vaca, pero pronto te aburres y las ves un poco lerdas.

A ver, no quiero ofender a nadie, esta es solo mi opinión no solicitada sobre las vacas.

Así que nos dijo:

“El siguiente paso que tienes que dar cuando estás vendiendo algo, es vender más. Así de sencillo.

¿Y después?”

 

Ahí no hubo valor para decir nada.

Yo lo intuí, pero me faltaron pelotas y me callé.

Así que el formador que nos miraba como a vacas, remató…

“Pues vender más. Y así”.

 

Bueno.

Si tienes un negocio, lo de verdad importante es vender.

¿Y después?

Vender más.

 

¿Y antes?

Pues buscar ayuda si la necesitas podría ser una buena idea.

Copywriting para atrevidos

Isra Bravo