Mis sorprendentes datos de apertura

Te voy a compartir un dato muy curioso sobre mis aperturas de email.

Vamos a partir de la base de que las aperturas y los clics no me importan.

Me importan las ventas.

Pero este dato te va a sorprender.

 

El último día de cada mes, siempre, sin excepción, las aperturas de mi email diario bajan alrededor de 7 puntos.

Y luego, se recuperan pasados unos dos o tres días.

Al principio me llamó la atención.

Pero después de recibir varios emails que me decían cosas tipo…

“no me puedo permitir entrar en tu membresía, así que prefiero no abrir el email del último día porque sé que lo voy a pasar mal…”

Me hizo gracia.

Me lo han comentado varias veces.

Es un halago en realidad, no me molesta que la gente compre o no. No es asunto mío.

Yo enseño copywriting, puede que lo necesites o puede que prefieras invertir los 69€ al mes en la quiniela.

 

¿Pero sabes otro dato importante?

A pensar de que el día 31 es el día que menos aperturas tengo de todo el mes (aunque luego se recupera…)

es el día que más vendo.

 

¿Qué quiero decir con esto?

Que el tema de los datos está bien, pero es totalmente superficial.

El día que menos se abren mis emails… es el día que más vendo.

 

En realidad, la mayoría de las cosas por las que dicen que la gente se debe preocupar para vender, son superficiales.

Los ratios de apertura, los colores de tu web, las fotos, todo eso es superficial.

No marca ninguna diferencia.

Es para los amantes de al cofradia de la plantilla mágica.

En serio, es dar vueltas como Raúl, el hámster de mi hija.

Él da muchas vueltas en círculo con su rueda. Apenas vende sus infoproductos para ser libre dando vuelas en su rueda.

Así está la mayoría.

Dos años mirando su web para hacerla rentable y perdiendo el tiempo en cosas superficiales.

Bueno, para recibir la formación de enero (cómo escribir toda la web como tela de araña, formación profunda y llena de jugosos detalles) tienes que darte de alta antes de hoy día 31 a las 23:59h.

Después será tarde.

Suscribirse

PD: Lo que vemos en enero.

Escribir una web entera como tela de araña.

-Una poderosa razón de ventas, tan evidente, que casi nadie aplica el primer escalón y el segundo escalón. (Lo entenderás cuando lo veas).

-Por qué casi todas las propuestas de valor son completamente invisibles para los potenciales clientes, incluidas las que utilizan la mayoría de los copywriters.

-Cómo utilizar la confirmación por eliminación para dar mucha más fuerza a tu mensaje… aunque seas menos creativo que un teclado de madera.

-Una manera tan simple (y absurdamente eficaz) de hacer un refuerzo de autoridad, que la podría aplicar un novato que acabe de inaugurar su web hace menos de 9 minutos.

-Qué texto debes incluir en tu web que aumentará considerablemente la captación de suscriptores… aunque hayas escuchado la palabra “copywriting” por primera vez ayer por la tarde. (Esto es especialmente relevante. Aumentó mi conversión varios puntos. Lo explico al detalle en la página 21).

-Una forma de escribir una web, rematadamente atractiva, incluso si es la de un editor editorial y tiene faltas ortográficas.

-Cómo pedir a la gente que no se suscriba… y que no pueda evitar suscribirse. Sin payasadas y sin querer ser el “niño malo del recreo”, ponerse chulo o parecer medio lerdo.

-Por qué la gente que MÁS dinero gana NO sabe distinguir entre un regalo o un curso de 347€ o 1297€ o lo que sea que tenga que valer.

Bueno, en definitiva, pautas para escribir toda la web, aquí:

Suscribirse 

Isra Bravo