¿Es necesario ser creativo para vender?

A veces me llega algún mail y me preguntan si para ser copywriter hace falta ser creativo.

No rotundo.

Es más, ser muy creativo puede matar tus ventas.

Un copywriter no se enfrenta nunca a la página en blanco ni depende de su creatividad.

A ver, mis aficiones no son la Ópera, la pintura, los museos, las galerías de arte alternativo, los documentales de la 2, ni hablar francés bajo la lluvia.

¿Son aficiones respetables? Claro, pero mis aficiones son tomar una pinta de Guinness de vez en cuando y jugar con mi hija a que ella es la profesora y yo el niño torpe de la clase. Y no viajar.

No viajar es mi afición favorita.

No soy una persona creativa. Ni artística, ni poeta.

Soy un tío normal, que le divierte saber qué quiere la gente y le divierte saber cómo se lo tiene que ofrecer.

Nada que no pueda hacer cualquiera que tenga interés.

 

Esto te lo cuento porque hace unos meses me contactó por Linkedin (la única red social en la que soy capaz de pasar la friolera de 9 minutos a la semana sin pillar depresión) un tipo muy majo.

Su trabajo está relacionado con la creatividad.

Es consultor de empresa y prepara equipos utilizando la creatividad como vía para mejorar resultados.

Es largo de contar, pero muy interesante.

Me comentó su proyecto y decidí que trabajaría en ello. Me gustó.

Es un proyecto que hará en papel y del que hablaré cuando esté acabado.

Los creativos son una cosa y los copywriters son otra.

Los copywriters no deberían darse importancia porque en realidad no son nadie y a nadie le interesa su opinión.

Un copywriter lo único que hace es unir un punto con otro.

¿Qué vendes? ¿A quién?

Es unir un punto con otro. Ya está.

El trabajo no es ser creativo, ni artístico, ni enamorar, ni neurofantasear con nada.

 

Bien.

Lo importante es que, cuando sabes hacer eso, puedes trabajar en los proyectos que te gustan.

Tú eliges al cliente, y no al revés.

Eso también es sencillo y tampoco tiene nada de creativo.

Lo enseño aquí:

Copywriting para atrevidos

Isra Bravo

*Copywriter Isra Bravo