Así se vende desde hace más de 100 años

Ayer estaba viendo la serie Dammation, y hay una escena para aprender cómo vender online.

Y eso que la serie está basada en los años 30 y la Gran Depresión de EEUU.

Mira.

Resumen rápido.

 

Los granjeros están en huelga.

Los ricos quieren parar la huelga y contratan a un revienta-huelgas.

Un día se sientan a negociar.

Por un lado, el revienta-huelgas y dos ricos.

Por otro, el líder podemita de turno y dos granjeros.

El podemita pasa su propuesta:

20 centavos por litro de leche.

10 centavos por barra de pan.

Si no aceptan eso, siguen de huelga.

 

El revienta-huelgas, que es un tío muy vivo y sabe que los granjeros están muriéndose de hambre dice…

-Perfecto, aceptamos. Pero no vamos a dar 20 centavos por litro de leche, daremos 30.

 

Al granjero de la leche casi se le saltan las lágrimas de alegría.

-Pero… continua el revienta-huelgas, para pagar esto por la leche, solo podremos pagar 3 centavos por barra de pan.

 

El granjero panadero se levanta indignado…

-Bastardo, no podemos aceptar eso, jamás aceptaremos esas condiciones.

 

Pero claro, el granjero de leche SÍ quiere aceptar esas condiciones…

-Ehh… bueno, a mí me parece un buen trato y yo pienso vender la leche a 30 centavos.

-Traidor, ¿cómo me puedes hacer eso?

-Mis hijos pasan hambre, la venderé.

-Vendido, cerdo, capitalista.

 

Se levantan, aquello se calienta y acaban dándose de hostias.

El podemita trata de separarlos… su negocio es que sigan siendo pobres no que se maten, de momento.

-¿No veis que tratan de dividirnos? ¿No os dais cuenta?

Pero a los granjeros ya todo les da igual y se dan de palos.

 

Bien.

Dividir a la gente es una de las cosas más antiguas que hay en la negociación. A más necesidad, más fácil es dividir. Y rentable.

Rentable para el que divide.

¿La lección? Es bastante clara.

La mayoría de la gente monta un negocio online y no quiere dividir, ni molestar, ni decir sus opiniones por si se ofende alguien, en fin… quieren gustar a todo el mundo.

¿El resultado? Pues que no le gustan ni le interesan a casi nadie.

No hay ni una marca, grande o pequeña, que si es rentable e influyente no cause a su vez rechazo en otra parte de la gente. Ni una.

Para mostrar tu personalidad, sin miedo, y hacer que la gente lea y compre, aquí:

Copywriting para atrevidos

Isra Bravo

*Copywriter Isra Bravo