Vender siendo un mamarracho digital

Ayer, un indignado digital me mandó un mail (copio y pego):

Tú no tienes la verdad absoluta, tonto. Muchos copywriter utilizan expresiones como enamorar o conquistar y no significa que tú seas mejor. Cada uno tiene su estilo, que es lo que parece que no entiendes, mamarracho.”

 

Bien.

A mí la palabra mamarracho me encanta. Es vintage, mamarracho.

Incluso “tonto”, tal y como la utiliza el indignado 2.0, tiene un aire retro que me gusta.

 

Sobre enamorar o conquistar.

Cuando tenía 15 años, salí durante tres semanas con una chica que se llamaba Carolina.

Un día, muy seria, Carolina me dijo, Isra, te dejo, ya no estoy enamorada de ti.

Oh

Mi sorpresa no fue que me dejara, mi sorpresa fue que para “ya no estar enamorada de mí”, se supone que en algún momento tuvo que estarlo.

Así que le dije…

-Vale, no hay problema, me he comprado una guitarra.

 

Aquello le molestó mucho. No quería hacerme el duro, me salió espontáneo. Si no tenía chica con la que salir, pues me quedaba en casa y tocaba la guitarra.

¿Qué otra cosa podía hacer?

Carolina no solo quería dejarme, también quería que sufriera.

 

¿Para vender online?

Algunas personas no quieren entender que el mundo está lleno de Carolinas. Lleno, lleno.

Gente que habla de amor por hablar, gente que se molesta por cualquier cosa, gente que te quiere tocar la moral…

gente que te hace promesas absurdas, gente con mucha más fama y amigos que talento…

gente que dice una cosa, piensa otra y quiera otra más diferente todavía…

 

El mundo es así.

Así que lo mejor es hacerlo sencillo. Vender diciendo la verdad. Ya está.

No es ética. Simplemente es el camino de la gente que utiliza la cabeza.

¿Enamorar? ¿Llegar al corazón? ¿Cambiar vidas con mis valores de colores? ¿Mi súper training gratuito y promesas chupito? ¿He facturado 35 millones de euros en 7 minutos y tú puedes hacer lo mismo?

Carolinas, Carolinos y Carolines.

 

Yo tengo una visión más sencilla, no es tan grandilocuente ni te harás rico el próximo domingo.

A mí lo que me gusta es que la gente lea y compre. Esa es mi misión. Ese es mi propósito.

Y eso es lo que yo enseño.

Aquí:

Copywriting para atrevidos

Isra Bravo

*Copywriter Isra Bravo