Ese tipo de oportunidad en la que muchos encuentra oro y otros se lo están perdiendo

Mientras buena parte de la gente está en twitter,

o viendo 200 series en netflix…

En definitiva, ahora que abunda el tiempo y la mayoría lo pierden, otros no lo pierden.

Lo ganan.

Perder, no.

Ganar.

 

Y esto está muy lejos de ser un mensaje motivacional, en plan…

“Tú puedes, no seas como los demás”.

No sería muy realista.

No tengo ni la menor idea de si gente que no conozco de nada puede hacer algo útil con su vida o no.

Los habrá que sí.

Los habrá que no.

En cualquier caso, su mundo no altera mi mundo.

 

Pero sí digo que mientras la mayoría está ahí, en RRSS discutiendo idioteces,

debatiendo con gente que no le importa, cuyas opiniones las han alquilado porque no sabrían pensar por sí mismos ni para deletrear su nombre…

Otros, sigilosos, miran y callan.

Miran

y callan.

 

Y cuando miras y callas puedes observar detalles, sutiles a veces, de por dónde se están perdiendo toneladas de ventas.

Esto lo digo porque en el último año, y después de escribir más de 2.000 emails y leer alrededor de 9.000 de otras listas, he podido detectar una cosa.

Un patrón común en casi todos esos correos.

¿El secreto para descubrirlo?

Pues eso, mirar y callar.

Y ese patrón, que cuando te diga cuál es no volverás a leer ni un solo correo electrónico como lo hacías antes, lo voy a desvelar en un audio.

Un audio que van a recibir TODOS mis clientes que compraron el curso de email marketing.

Y todos aquellos que lo hagan antes de hoy a las 23:59h fecha límite.

 

Ese ángulo, no solo hará que tu visión de los correos cambie a partir de ahora y para siempre.

Es que hará de los tuyos pequeñas “trampas”, muchísimo más persuasivas a partir de ahora.

Si te interesa a las 23:59h de hoy es el límite y nunca mando más emails para recordar el cierre de carrito ni nada parecido.

No hay más recordatorios, después de media noche será tarde y no hay excepciones:

Curso de email marketing

Isra Bravo