Este es el mejor mail que pude escribir este domingo

Esta historia cambió mi manera de vender online, aunque pasó un puñado de años antes de que existieran los training de tres vídeos con fiesta final webinaria en directo.

Es posible que a ti te sirva también.

 

Cuando iba a 6º de EGB y era un niño gordo y bruto, tenía un enemigo.

El nórdico.

El nórdico era de octavo.

Cualquiera que haya tenido infancia sabe que dos años, a esas edades, son una vida.

 

Bien.

Pues el nórdico, que era un cabronazo, me llamaba gordo.

Bola de queso.

Saco de manteca.

 

Los de mi clase no se atrevían porque además de gordo era un descerebrado que les doblaba el tamaño, pero el nórdico sí se atrevía.

Gordo

Pecoso

Mantequilloso

 

Así una semana seguida en el patio.

Hasta que un día, se me hincharon las pelotas y me enfrenté al nórdico…

Como diría alguien que me quiera cambiar la vida desinteresadamente, salí de mi “zona de confort”…

Me puse frente a él y le dije…

(Textualmente, disculpen los niños probeta de Operación Triunfo si se escandalizan…)

 

-Tú qué dices, marica…

El nórdico me miró fijamente.

Entonces…

Pues…

Pues lo que pasó es que me dio de hostias.

Me dio una tunda y me acabó de humillar.

Pero, por alguna razón que en aquel momento no comprendí pero que ahora sí (por eso soy un fanático del maravilloso paso del tiempo), dejó de molestarme…

Incluso nos hicimos medio amigos.

Me dejó en paz, jamás me volvió a molestar.

 

Y en esa manera de afrontar tus ventas, hay mucho dinero.

No hablo de la valentía. Me refiero a otra cosa.

Y si abres mi boletín de marzo (disponible hasta el día 31 de este mes) en la primera página de todas, nada más abrirlo, verás cómo ese concepto, aplicado a la publicidad online, es extraordinariamente rentable.

Y no solo te hablo del concepto, también te enseño cómo utilizarlo.

Es para redactar anuncios en Google, Facebook, Instagram, servilletas de papel…

Da igual.

Es más antiguo que tú, que el nórdico y que yo. Y aquí seguirá, cuando los aquí presentes vayamos a insultarnos al Valhalla.

 

Bien.

Si quieres aprender cómo vender online gracias a los golpes de la bendita infancia, mira aquí:

www.emailparatrevidos.com

Isra Bravo

*Copywriter Isra Bravo