Estuve a punto de darme de baja porque me caíste mal

El otro día recibí un mail muy bueno:

Hola Isra, ¿cómo estás? 

Te escribo para decir que estoy totalmente enganchada a tus mails. Eres un copywriter… uff y eso que al principio estuve a punto de darme de baja porque me caíste mal. Eres tan humano que al principio no supe ni encajarlo. 

¿Cómo cambian las cosas, verdad? Te lo cuento porque he pensado una cosa. No sé lo que cobrarás, seguro que bastante y lo entiendo, pero tengo un grupo de amigas emprendedoras, todas te siguen y todas nos hemos puesto de acuerdo para hacerte esta propuesta. 

¿Te vendrías a Barcelona unos días para darnos clases presenciales de email marketing, copywriting y ventas? Si estás disponible, ¿cuánto nos costaría? Suponemos que para un día a ti no te compensa, pero quizá para varios si lo hagas. 

Muchas gracias y sigue así. 

Marta.

 

Bien.

¿Qué parte es la más importante de este mail?

¿Que me inviten a ir a Barcelona? ¿Qué quieran clases presenciales?

No, eso es algo normal. Si enseñas cosas y sabes de lo que hablas, pues siempre habrá gente que esté dispuesta a pagar por ello. No tiene nada de especial, de secreto, ni de nada.

La parte más importante de ese mail es “al principio estuve a punto de darme de baja porque me caíste mal

Esa es la parte más importante.

Todos sabemos que si alguien te cae mal, no le compras nada. Pero lo que menos gente sabe, es que provocar un cierto rechazo al principio, puede ser extraordinario para las ventas.

Y lo que mucha menos gente sabe, es cómo hacer eso.

Cómo vender siendo raro. Vender causando (cierto) rechazo. Vender y saber venderse mostrando defectos y debilidades.

Eso, entre muchas otras cosas, las enseño en el curso. Concretamente en el módulo IV.

Si eres perfecto, pues no te servirá de mucho, ahora, si alguna vez has tenido miedo, inseguridad, fallos, angustia, celos, orgullo, rabia, deseo…

y todas esas cosas tan raras que les pasan a las personas, lo mismo te interesa:

Copywriting para atrevidos

Isra Bravo

*Copywriter Isra Bravo