Hablar de ser bondadoso. Y ventas.

No todo el mundo puede ser médico, ni abogado, ni ingeniero.

Pero todo el mundo puede tener ética del trabajo.

Y hacer que cada trabajo sea digno. Sea el trabajo que sea.

Y en mi opinión no solicitada de hoy esa es una de las grandes contribuciones que puedes hacer al mundo.

Menos hablar de ser bondadoso y más trabajar en serlo.

Y si no te gusta tu trabajo, pues trata de cambiarlo, pero sin llorar. Y sin culpar a los demás.

 

Te cuento esto porque tuve un jefe interesante que me dio una gran lección.

Allá va.

 

Andaba vendiendo seguros (creo que eran seguros, es que había varias cosas en esa línea de empresa) y andaba arrancando.

Entonces era malo vendiendo.

Me creía bueno porque tenía algo de buena labia para ligar en mi barrio, pero era malo.

Arrogante,

y tenía un concepto de mí mismo demasiado elevado.

 

¿Lo más divertido?

Apenas vendía. Vendía poco porque era malo, arrogante y con un concepto de mí, equivocado.

Bueno, a mi favor diré que era muy, muy joven.

Además, mantener cierta arrogancia es divertido porque así filtras y espantas a los viejitos del visillo que se ofenden por todo y creen que es de buenas personas ir pidiendo perdón por su opinión o por repetir 50 veces lo buenas personas que son.

Al cuerno.

 

El caso es que salía a vender y vendía poco.

Y un día, mi jefe me pilló por banda y me dijo…

“Oye, que vendas poco no es problema, pero sí hay algo que es un problema. Cuando algo no funciona, debes esforzarte mucho en saber porqué no funciona.

No sirve que no funcione si no te detienes a pensar en ello.

Tú no aprendes nada.

Cada día cometes los mismo errores.

Haz el favor de averiguar qué falla”.

 

Joder, así se habla.

Me dio una buena lección.

Fallar no te hace mejor si no te molestas en saber qué falla.

Es así de simple.

Por eso, la ética del trabajo es tratar de hacer bien lo que sea que hagas.

Una zanja.

Descargar un camión.

Da igual.

Hay que poner tensión.

 

Bueno.

En mi curso de cartas de ventas hablo mucho de cosas que son errores tremendamente habituales.

De esos errores hay que aprender.

Si no, que lleves 3 años en internet sin ganar dinero no garantiza que estés acumulando experiencia para ganar dinero en los próximos 3.

Lo hará aquél que vea y profundice en sus errores.

Todos tenemos errores, pero no todos aprenden de ellos.

Es lo que hay.

Y si quieres aprender conmigo a escribir páginas/cartas de venta, este es el sitio:

Curso de cartas de venta

Isra Bravo

*Copywriter Isra Bravo