Hoy es el último día a este precio pero lo importante de este email no es eso

En este email te voy a contar algo importante para mejorar las ventas y el impacto de tus anuncios.

Antes, una breve historia de niños.

 

Allá va:

Cuando un adulto le dice a un niño de 6 o 7 años, “no te vayas con extraños” no le está diciendo nada.

Nada.

Es como si le dices: “los helados tienen demasiadas calorías, debes cuidarte”.

Es abstracto, es absurdo, ellos no pueden entender eso.

No les interesa.

Eso es para viejos.

 

Los adultos, a medida que pasa el tiempo, tardan más en hacer amistades, es lógico. Sin embargo, un niño puede considerar amigo a alguien que haya conocido hace 33 segundos.

-¿Quieres ser mi amiga y jugar conmigo a la comba?

-Claro.

 

Listo. Ya se tienen confianza. Es bonito así.

Entonces, sí tú le dices a un niño que no se vaya con extraños, no le estás diciendo nada.

Un extraño adulto solo tendría que ir al crío, preguntarle si le gusta su perro Toby, decirle después que lo puede acariciar, en unos segundos contarle que solo a sus amigos les deja que lo acaricien y luego darle un caramelo por ser amigo de Toby.

Ya está, el extraño deja de serlo. En menos de un minuto.

Y quien piense que su pequeño no es tan inocente es porque no conoce lo chulo que es Toby.

 

¿Qué es mejor?

¿Decirle que no hable con nadie?

Eso es imposible y no le hace bien. Los niños deben hablar con gente desconocida y a poder ser con gente lista.

 

¿Decirle que nunca se vaya con extraños?

Eso no lo entiende, pues su concepto de amistad no es el de un adulto. Él ya es amigo de Toby y por eso puede acariciarlo.

 

¿La solución?

Pues se lo escuché decir a una señora policía hace unos años, mucho antes de tener a mi pequeña por aquí (me lo apunté porque siempre quise ser padre) y decía…

 

Lo mejor es decir las 3 o 4 o 5 personas, con las que se puede ir. Eso lo entienden bien.

Su madre, su padre, un abuelo, en fin, esas cosas. Exclusivamente con esas personas se puede ir.

 

Eso es entrar en el mundo del niño. Darle una instrucción que pueda procesar.

Pero la mayoría de los adultos pretendemos que los niños tengan nuestro espacio/tiempo.

Pasa todo el rato, en todo.

 

Pocos salen de su cabeza. Decimos constantemente que somos muy humildes pero ni para vender, que es una de las cosas más importantes que se deben hacer en la vida, dejamos de pensar en nosotros y luego en nosotros otra vez.

 

Por eso en mi Masterclass, que hoy sube de precio para siempre y que la puedes comprar por 80€ hasta las 23:59h, hay una cosa que enseño con claridad.

Cómo se escribe publicidad que le interese a tu potencial cliente, no a ti. No te ofendas, pero lo que te interesa a ti no le interesa a nadie.

Nada personal. Lo que me interesa a mí tampoco.

 

La gente está y cuando ha conseguido lo que sea que quiera de ti, se marchará.

Por eso a mi me gusta estar quieto, no viajar. No marcharme.

Eso es bueno para la venta.

Si te interesa antes de que suba el precio a las 23:59h de hoy día 30, es aquí:

Masterclass para aprender a redactar anuncios.

Isra Bravo