La cena de los idiotas y cómo desmontar un argumento de manera tan absurda que podrías utilizarlo con bebés de 9 meses

Mira.

Hace un par de años, estaba muy aburrido una tarde.

Para que te hagas una idea, era en la época del preconfinamiento.

 

Bien.

Pues resulta que me metí en un foro donde un experto en marketing decía que la gente, no lee.

Que era una tontería hacer esfuerzos por ahí.

 

Oh

Entonces le escribí 2479 palabras. Exactamente 2479 palabras dándole la razón.

Al tío le caí fenomenal porque le había dado la razón.

Él me respondió con 397 palabras.

Claro, yo soy algo pesado con esto de escribir y le respondí con otras 4297 palabras donde todo giraba alrededor de la idea de que nadie lee.

Y así estuvimos unos días. Nos cruzamos unos 20 mensajes o así.

Muy bien todo. Me dijo 50 veces que tratar de vender escribiendo era perder el tiempo, que esta era la «la gran ERA del vídeo»

 

Bueno, al final le dije:

¿no te sientes un poco raro? Somos los únicos seres humanos de la tierra que leen. Deberíamos vivir juntos.

Tal vez tener hijos.

Yo quiero parir. No quiero que me quiten ese derecho. No serás un fascista que me impide parir ¿no? Lee esto por favor. Lee.

Lo leyó y se molestó.

Ahí ya se dio cuenta, unas 20.000 palabras de nadie lee después, de que me estaba riendo un rato.

A ver, no me reía con mala intención ni nada. Es que era la época del preconfinamiento.

No éramos tan felices y sensibles como ahora que si pones la TV ves más gente llorando en Supervivientes que por los miles de muertos.

 

Bueno.

Tengo un recurso digital a la venta. No tienes que leer nada. Son audios.

Algo que le cuento a una amiga que me dijo…

¿Cómo puedo conseguir clientes online?

Se lo conté.

 

Son 29€. ¿Merece la pena? Pues yo creo que sí. Te cuento cosas en cada uno de los audios, que si las implementas, más de 29€ vas a sacar.

Ahora, no te conviertes en copywriter. Esto no es un curso.

Esto es algo que tengo a la venta, posiblemente por muy, muy poco tiempo y que te puede marcar una hoja de ruta para vender tus cursos y servicios online de manera muy sencilla.

Claro, tienes que implementar y hacerme caso.

Si nadie lee y si nadie escucha, pues entonces nada, no hagas nada. Total, ¿para qué? Ya lo sabes todo.

Conversación privada

Isra Bravo

*Copywriter Isra Bravo