Lección de ventas con un terrorista

Ayer estaba viendo la serie Lobo, y mira que lección de ventas.

Resulta que está un terrorista en el tejado de un edificio.

Amenaza con saltar.

Pero los policías de la brigada especial lo querían vivo.

Así que uno de los polis, su mejor negociador, deja su arma, adelanta unos pasos y le dice al terrorista…

“¿Sabes qué dicen? Dicen que cuando morimos, nuestro cerebro está activo unos cuantos minutos. Somos conscientes de nuestra muerte. Así que si piensas tirarte, debes saber lo jodido que debe ser estar hecho mierda contra el suelo y un montón de gente a tu alrededor mientras eres consciente de todo eso.

 

Al terrorista le cambia la cara.

Lo mismo pensaba que era tirarse y ya está, que va, es tirarse y tu cerebro encendido unos minutos.

La hostia.

El caso es que el terrorista cede. No quiere morir así. Prefiere la cárcel.

¿La lección de ventas de la escena?

Pues es evidente. El negociador le da una visión clara de lo que pasará si se lanza.

Lo hace entrando en la cabeza del terrorista. Sale de su cabeza y entra en la del otro.

 

¿Qué haría un mal vendedor? ¿Un mal negociador? ¿Un mal copywriter?

Le diría, “No te tires, en la cárcel podrás estar bien

o “saldrás en 10 años si colaboras

o “entrégate y hablaremos de tus condiciones con el fiscal”.

 

Nada de eso, lo que hace es darle una buena visión, una clara visión en la cabeza del terrorista.

El copywriting es eso, básicamente.

Investigas en profundidad a tu cliente, y una vez que sabes lo que desea o lo que teme… se lo dibujas en la cabeza.

Cómo hacer eso paso a paso lo enseño aquí:

Copywriting para atrevidos

Isra Bravo

*Copywriter Isra Bravo