No vender nada con cortes en la cabeza

El otro día me escribió un suscriptor:

Hola, creo que voy a comprar tu curso pero tengo dudas. He comprado 9 cursos este año y no he acabado ninguno.

¿Por qué el tuyo debería ser diferente?

 

Ni idea. No tengo ni la menor idea de si será diferente, si implementará lo que enseño o si será su curso inútil 10.

No puedo saber eso.

Mira.

Cuando tenía 20 años trabajé en una empresa súper cutre que vendía teléfonos. Era cutre, cutre y el dueño era un farlopero.

Un día, me corté el pelo y luego me afeité la cabeza con cuchilla.

Entonces tenía mucho pelo pero poca maña, y me hice dos tajos en la cabeza que me daban un aspecto de anormal inquietante.

Un gigante de dos metros, pálido como la leche con cortes de cuchilla en el cráneo.

Cuando el jefe farlopero me vio me preguntó…

-Joder Isra, ¿qué coño te has hecho en la cabeza?

-Me daba calor el pelo.

-Estamos en enero y estamos en Madrid.

-Ya.

Me miró de arriba a bajo, serio…

-Isra, así no puedes salir a vender, realmente pareces subnormal.

-Vale, me puedo quedar en la oficina y hacer ventas por teléfono.

 

Al jefe le pareció bien y me fui a la sala de ventas por teléfono. Todo tías. Y yo sin pelo. Con cortes en la cabeza.

Bien.

Tres días y 150 llamadas después no había vendido nada. Cero.

Un día, una televendedora me dijo, ¿sabes por qué no vendes nada?

-No sé.

-Por que ni tú te crees lo que estás vendiendo.

 

Tenía razón. A mí vender aquellos teléfonos por teléfono me daba vergüenza.

¿Comprar 9 cursos y no acabar ninguno?

Puede ser que no sepas ni lo que vendes o te de vergüenza.

Si te da vergüenza porque tu producto es una vergüenza y no eres capaz de implementar nada, pues antes de comprar cursos mejora tu producto.

Si la vergüenza es por no saber vender, por no saber ofrecer, por no saber hacerte valer, por no saber qué textos poner en tu web…

Todo eso tiene solución aquí:

Copywriting para atrevidos

Isra Bravo

*Copywriter Isra Bravo