Lo que descubrí en una entrevista de radio que me hicieron el otro día

Hablemos de detalles.

De detalles importantes.

 

El otro día, en una entrevista que me hicieron para el programa «Mundo Emprende» de la emisora EsRadio, salió a la luz un negocio curioso.

Un negocio que tiene mucho sentido pero del que nunca había escuchado hablar.

Por lo visto, hay un tipo por ahí, que debe ser muy “fino”, uno de esos tíos espabilados que ven en cosas simples, cosas grandes, que se le ocurrió lo siguiente…

 

Mira.

Lo que hace es tan sencillo como pillar las cartas de los clientes y poner el remitente a mano.

Repito, su negocio es mandar las cartas y añadir el remitente a mano.

 

¿Qué logra con eso?

Que las cartas se abran mucho más.

Un poco más, no.

Un mucho.

No sé en cuantos grupos privados de facebook habrá tenido que participar y perder el tiempo para llegar a esa conclusión pero tengo la sensación de que en ninguno.

Y el resumen es claro.

Algo no negociable, si quieres vender, es captar la atención.

 

Cuando un negocio nos manda una carta que no esperamos, hay algo que no podemos negociar, el sobre.

Si no superamos el sobre, no podemos hacer nada de lo que viene después.

Y ese simple concepto lo debemos aplicar para absolutamente todo lo que hagamos.

Debemos ver cada acción, cada anuncio, cada titular en nuestras cartas de ventas, cada frase de nuestros emails en frío, como un sobre.

El mundo son sobres.

La vida son sobres.

El se xo es un sobre.

Si no se abre el sobre, lo siguiente es la nada.

 

Bien.

En mi formación de copywriting te comento muchas formas de llamar la atención en el mundo digital.

Quiero decir, lo mismo no tienes intención de mandar nada físico a nadie.

Pero intención de llamar su atención sí deberías tener.

Eso o la nada.

Es lo que hay.

Si necesitas ayuda mira aquí:

Curso de copywriting

Isra Bravo

*Copywriter Isra Bravo