Mi opinión sobre Lucía

Bastante gente me pregunta una cosa.

 

¿El qué?

 

Pues si Lucía, la persona con la que hablo en los Audios para Lucía, existe de verdad.

Y es una pregunta normal.

En un mundo donde algunos se inventan testimonios.

O tienen conversaciones imaginarias para tratar de elevar una atención que la calidad de su formación no ha sido capaz…

Pues normal que la gente piense que es un cuento.

Pero no.

Es real.

 

Bien.

Lucía es mi asesora y es una asesora extraordinaria.

Y voy a decir los motivos.

Es realmente atenta y sabe de lo que habla.

Profesional.

Amable.

Y lleva su negocio siendo una asesoría, no un simple dispensador de facturas.

Te ayuda en profundidad y te da la visión de qué hacer y NO hacer con lo poco o lo mucho que ganas.

 

¿Y algo que me encantó desde el primer día?

Me trató, exactamente, con la misma predisposición y amabilidad con la que lo hace ahora.

Me dio los mejores consejos cuando facturaba 0€ y lo sigue haciendo ahora.

Se preocupó igual que cuando no sabía distinguir el impuesto de sociedades de una cafetera de cápsulas.

Pasó tiempo conmigo y me explicó las cosas.

 

Y eso me parece soberbio.

En lo personal y en lo profesional.

Y por eso hablo bien de ella a todo el que me pregunta y por eso digo que si tienes un negocio y buscas una asesora de verdad, me respondas este email.

Está en Gijón pero atiende clientes en toda España.

Y aunque sobre decir, lo digo, no me llevo ni un céntimo por esto, excepto las cervezas que me tendrá que invitar Lucía, que espero sean muchas.

Si buscas una asesoría dispensa facturas, no es tu opción.

Si buscas una asesoría que se merece llamar asesoría, me dices y te paso su contacto.

Y si quieres aprender cosas interesantes que te pueden dar ideas para cambiar el rumbo y el enfoque de tu negocio…

esta es la conversación que grabé para Lucía:

Una conversación privada

Isra Bravo