Mi preocupación por todo el mundo mandando todo el día emails

El otro día, un suscriptor me comentó que estaba viendo últimamente que había mucha gente empezando con el tema del email diario, y que si me preocupaba.

La verdad es que no.

Es más, lo debería hacer todo el mundo.

Es lo mejor que puedes hacer por tu negocio.

Hay miles de personas ahí fuera, tú solo debes saber cómo trabajar tu lista.

Hacerlo bien. Esto de mandar un email al día es muy «antiguo».

Da igual que lo haga mucha gente. También hay infinidad de series, de películas, de programas de radio, de juegos de ordenador…

Para todos los gustos.

La competencia es buena, es sana, es creativa, nos ilumina.

Así que no solo no me preocupa, es que celebro que muchas personas puedan seguir ese camino.

Hay espacio para todos. Hay mucha gente a la que yo le caigo fatal, y eso está bien. El problema no es el email todos los días, el “problema” soy yo. Y así está bien. Así debe ser.

 

Las personas que sean buenas y que sean perseverantes, verán su premio. Y su premio será mucho más grande y su crecimiento mucho más rápido si luego, lo que entregan, es realmente bueno.

Puedes pensar lo que quieras, pero es más importante lo que pasa después de la venta, que antes. Hablo de la verdadera rentabilidad.

 

¿Pero vender todos los días? ¿Ya sea por email, llamando, grabando un vídeo, un podcast o saliendo a la calle? Eso es vida.

Y para mí, lo mejor es el email. Sin ningún género de dudas.

Íntimo.

Barato.

Rápido.

Y divertido.

 

Así que sí, te animo a que lo hagas, a que salgas ahí fuera y compitas con otro millón de series, películas, escritores… y que enganches a tu público.

A que te enfrentes a tu audiencia.

Cada mes. Cada semana. Cada día.

Y si necesitas ayuda para tener cientos de ideas, saber cómo resultar persuasivo (y no solo creativo) y convertir en ventas a un sorprendente número de registrados en tu lista, tengo un curso justo para eso.

Por cierto, sube de precio en breve. Aquí te dejo los detalles.

Curso de email marketing

Isra Bravo

*Copywriter Isra Bravo