Miles de personas no clientes y lugares paradisíacos donde perder el tiempo

En los grupos “privados” tipo gurú insomnio virgen no leo emails en español porque son muy malos y similares, donde algunos hablan, otros les siguen y muy pocos venden, hay un problema. Importante.

Ahí no están los clientes.

 

Durante dos años vendí comida vegetariana. Yo, que no sabía distinguir una lechuga de un balón de baloncesto.

Entonces, no me iba a ver copywriters, me iba a ver vegetarianos.

Mira que esto es fácil de entender.

Pues nada.

Y se ponen alrededor de la hoguera para discutir cosas que solo les importan a ellos.

A los clientes, no.

A ellos.

¿Al mercado?

Tampoco.

A ellos.

Y así.

 

Es España, que hasta los periódicos deportivos están contratando copywriters y están formando en copywriting a parte de sus plantillas, hay gente que se está durmiendo en los grupos de facebook.

Muy bien. Nada en contra. Cada uno se aburre como quiere.

 

Yo tenía un jefe que era el dueño del 50% de una empresa que se dedicaba a vender móviles.

El tío no había vendido un móvil en su vida, pero como era así, pues pensaba que él era el listo y los demás eran los tontos.

Y todas las mañanas, sin excepción, durante media hora, nos soltaba un discurso terriblemente aburrido sobre ventas. Eran libros que había leído.

 

El tío decía algunas cosas que eran verdad, pero entre lo aburrido que era y lo más importante, como sabíamos que no había salido a la calle en su vida, pues aprender, no aprendíamos mucho.

No resultaba creíble. Era un loro hablando de cosas que jamás había experimentado por él mismo.

Tenías que ser muy, muy, muy pardillo, pero muy pardillo, para hacerle caso.

Y así nos quería formar. Vaya plan.

De hecho, éramos unos vendedores muy malos.

Malos, malos.

Yo era tan malo que no habría vendido un móvil ni en una cárcel.

Pero de todo aquello, saqué una gran lección.

“Si puedes, llega media hora tarde”.

 

Bien.

Tengo un curso de copywriting.

En el hablo de cosas que puedes hacer para investigar tu mercado. A mí siempre me ha funcionado.

No hay que ir a grupos de copywriters.

No hay que fingir.

Hay que observar y callar.

Copywriting para atrevidos

Isra Bravo

*Copywriter Isra Bravo