Secreto de Gary Bencivenga para captar clientes cuando era un completo desconocido

El otro día recibí un email de un suscriptor y cliente, donde me contaba una historia de Gary Bencivenga que conocía, pero no recordaba.

 

¿Qué historia?

El reclamo que utilizó en un anuncio cuando andaba arrancando y no le conocía nadie.

 

¿Y qué hizo?

¿Escribir sin cobrar?

¿Dar una consultoría gratis para captar clientes y mostrar lo desesperado que estaba?

¿Decir que enamoraría a sus clientes con sus textos?

¿Qué su pasión y su misión es cambiar vidas?

¿Mentir?

 

No, no, nada de eso.

Lo que hizo fue muy sencillo.

Les dijo… mira, mejoro tus resultados un 10% o no te cobro.

Así de simple.

Pero claro, para eso pedía dos requisitos imprescindibles:

-Ver la carta de ventas (tenía que asegurarse de que era mediocre y podría mejorarla).

-Ver el producto como consumidor (tenía que asegurarse de que no vendía basura).

 

Esto es una estrategia que puede ser muy inteligente en los comienzos, cuando nadie te conoce.

Desde luego, es mejor que ofrecer una hora de consultoría gratis que lo único que transmite es que te sobra tiempo y te faltan clientes.

Bencivenga no trabaja gratis, solo decía… si no subo resultados, no cobro.

Claro, que para hacer eso hacen falta dos cosas:

-Saber que eres muy bueno.

-Tener cojones.

 

Bien.

No son las cosas más abundantes del mundo, claro. Diría que son cosas más bien escasas.

Y juntas, más escasas.

Y está bien así.

Porque hoy día, la entrada para tener un negocio es muy, muy fácil.

Con internet, es muy, muy fácil.

Ahora, ganar dinero, no es tan fácil.

No es que haya que ser nada especial.

Simplemente, no es fácil.

Debes tener un mercado interesado.

Debes tener un producto y/o servicio que interese a ese mercado.

Y debes parecer un profesional. Si lo eres ya es la hostia, pero por lo menos parecerlo.

Y una buena página de ventas ayuda una barbaridad en eso.

Si buscas cómo hacerlo, quizá esto te interesa.

Curso página/carta de ventas.

Isra Bravo

*Copywriter Isra Bravo