Secreto de persuasión de un gitano que vende fruta

Hoy empezó el colegio.

Me gusta la rutina. Mi hija no está de acuerdo con eso pero quizá lo esté algún día. No tengo prisa.

El caso es que camino del cole (son exactamente 5 minutos andando al ritmo de una niña que mide 1,20cm) hemos contando 7 peluquerías.

No una, no dos, no tres.

Siete.

Atrás quedaron los centros elegantes con fotos en blanco y negro. Ahora las peluquerías parecen el ropero de una discoteca para chonis de polígono.

Todo tiene color chicle con ofertas muy llamativas.

Lavar 5€

Lavar + peinar 9€

Lavar + peinar + cortar 17€

Lavar + peinar + cortar + teñir 27€

Y así…

¿El resultado?

Pues nada, abren y cierran peluquerías de manera constante.

No hay ninguna razón por la que vayas a ganar dinero si tu oferta, tu mensaje y tu presentación es exactamente igual que las de todos los demás.

Me acordé de un gitano del que hablé hace mucho tiempo que tenía un puesto en un mercadillo.

La historia es buenísima… de un amigo barrendero que conoció a un gitano vendedor ambulante.

Ahora no te la puedo contar entera pero para que te hagas una idea, el gitano, cuando llegaba al mercadillo, en vez de gritar como hacían todos los demás…

Las medias más baratas”

“Me lo quitan de las manos”

“Dame veneno que quiero morir…

Lo que hacía era poner un cartel gigante que decía “Compra o Engorda”

Y no abría la boca. La gente iba a su puesto para comprar su fruta TOP un 20% más cara que la de los otros.

 

Qué jefe.

Es que vendas lo que vendas, o eres atrevido o te espera un futuro oscuro.

O usas tu propia cabeza o el futuro será todavía más oscuro.

Son las reglas.

Ahora, si estás dispuesto a ser un poco atrevido (solo un poco, se trata de escribir y vender, no de acabar con el ISIS), si estás dispuesto a utilizar tu cabeza y no plantillas, y si estás dispuesto a sacar brillo a tu personalidad…

las mismas reglas que hunden casi todos los negocios antes de tres años, te harán ganar dinero, clientes y un futuro que controlas tú y no los demás.

Copywriting para atrevidos

Isra Bravo

*Copywriter Isra Bravo