Seth Godin, su vaca purpura y las balas para venderlo

Seth Godin es muy famoso.

Ya lo sabes. Creo.

Mucha gente se mete con él, es normal.

A ver, es un tío importante, gana dinero y ha triunfado en lo suyo, pues entonces, se meten con él.

Es imposible tener éxito sin que algún gilipollas que han intentado lo mismo que tú pero ha fracasado, no pierda el sueño.

Pasa si haces una membresía en papel y no te funciona o si tratas de vender flores, no las vendes bien y el que está enfrente monta la tienda y tiene éxito.

Entonces el florista fracasado rabia y envidia al florista que tiene éxito en lo que él quería tenerlo.

Pasa en todas la profesiones.

Pasa con pintores, con locutores y con pequeños traductores. No hay diferencia.

Es ley de vida.

Nada puede cambiar eso.

Es lo que hay.

 

El caso es que Godin tiene ideas muy chulas y puedes aprender mucho si le escuchas.

Yo leí hace tiempo su libro de la vaca purpura.

Y hace poco lo volví a leer.

Según lo iba leyendo, no se me paraban de ocurrir balas para vender el libro.

Una detrás de otra.

La verdad es que el tío te las deja botando.

 

Bien.

En la página 14 de mi formación de marzo, te pongo un ejemplo de Seth Godin y cómo construir una bala alrededor de uno de los argumentos más simples que tiene el libro.

Toda la formación gira alrededor de eso.

 

¿Y eso de las balas es tan importante?

Pues mira, si quieres llevar gente a un webinar.

Si quieres vender tus cursos.

Si quieres vender tus servicios.

Si quieres lograr entrevistas.

Si quieres arrastrar gente a un evento presencial.

Si quieres…

Sí…

 

Sí es importante. Muy importante.

Vital, diría yo.

Y de eso, exclusivamente eso, tratará la formación de marzo.

Es llevar tus ventas y tu manera de atraer gente a otro nivel. No es broma.

Si te interesa, es muy fácil, debes darte de alta en el siguiente enlace.

Suscripción 

Isra Bravo

*Copywriter Isra Bravo