Sobre esa idea brillante para aumentar suscriptores

El otro día, mandé un mail contando el testimonio (espontáneo, nunca solicitado) de José, que decía lo siguiente:

Buenas noches Isra,

Acabo de terminar tu curso sobre email marketing, solo me falta XXX”

Simplemente, quería agradecerte haber realizado un curso tan bueno, práctico e implementable.

Un curso lleno de ejemplos, realidad, consejos y sobre todo con unos sistemas de trabajo simples.

Ahora, mi trabajo es implementarlo.

El boletín, también me ha gustado. El tema XXX lista de suscripciones es una idea brillante. 

Otra vez, gracias por un buen curso.

Saludos cordiales,

José”

 

Ese testimonio no venía respaldado por nada, solo un nombre, además un nombre habitual, José.

En mi familia, por ejemplo, hay un José, mi padre.

En aquel mail escribí, “La persona que me dado esta opinión sobre el curso no sabe que lo voy a utilizar, pero como no doy ningún dato, solo su nombre, que es real pero me lo podría estar inventando, pues nada. 

Si lo lee y quiere que desvele quién es (y tiene una web), lo haré.”

 

Pues bien, José lo leyó y me dijo que no tenía ningún problema en que hiciera públicas sus palabras.

Bien.

José tiene una web que se llama www. tu-reforma. es y me advirtió que esa web es antigua y que la nueva está cerca de salir con los nuevos textos.

Cuando tenga la nueva web la pondré también.

Una vez dicho esto, el curso tan bueno, práctico e implementable del que habla José y que, en mi opinión no solicitada de hoy, debo decir que coincido con sus palabras, tiene un boletín que va junto al curso.

El boletín incluye esa idea brillante para aumentar la lista de suscriptores, de la que habla José.

¿El único problema?

El día 28 será el último para poder recibirlo. Después, será tarde.

Para más información, mira aquí:

www.emailparatrevidos.com

Isra Bravo