Sobre los chicos que solo te quieren para un rato

Mira.

Una vez me contó un psicólogo que a su consulta iban adolescentes con problemas de autoestima.

Conflictos y eso.

Así que pensé “se debe estar forrando”. No creo que haya ni un solo adolescente que esté bien de la cabeza.

 

Bien.

Por lo visto, las cosas que más le decían esos adolescentes eran del tipo:

-Me veo feo.

-Me siento culpable por la separación de mis padres.

-Mi hermano es mucho más inteligente que yo.

-Soy incapaz de divertirme con los demás.

-Los chicos solo me quieren para un rato…

 

En fin, ya sabes. Esas cosas.

El caso es que le pregunté qué enfoque utilizaba él, como profesional, para solucionar esas cosas.

Me lo contó.

Lo plasmé en papel dando diferentes ángulos, uno para cada conflicto.

Siempre he dicho que los copywriters no somos nadie y que lo único que tenemos que hacer es escuchar.

Si escuchas, ganas.

Raúl, el hámster de mi hija, me escucha cada mañana mientras da vueltas en su rueda, y sabe casi tanto copywriting como los vende plantillas, y bastante más que los que se las compran.

Solo por escuchar.

 

Bueno, pues todos los ángulos que te decía arriba, los tienes en mi formación de febrero.

Son poderosas lecciones de venta por dos simples razones:

-Las puedes aplicar en cualquier nicho, vendas lo que vendas.

-Son para gente que tiene dos dedos de frente.

Ambas son grandes ventajas.

Nichos hay muchos, dedos de frente hay muchos menos.

 

Otra cosa.

Este mes, vemos el poder de la demostración y cómo aplicarlo a tus textos.

¿Es para ti?

No sé.

 

Te resumo lo que vemos:

-Una manera de saber qué quiere exactamente tu potencial cliente, sin tener que hacerle ni una sola pregunta.

-Una lección de copywriting salvaje de un fan de Tony Robbins.

-«Me veo fea». Esa frase, tal cual, era habitual en la consulta de un psicólogo que atendía adolescentes con baja autoestima. El enfoque que le dimos a los textos, lo podrás aplicar, vendas lo que vendas, y empezarás a recibir mensajes de desconocidos que te dirán cosas como: “parece que me has leído la mente”. Luego vienen las ventas.

-Por qué un alargador de pene puede aumentar, radicalmente, tus ventas, incluso aunque no lo necesites.

-Cómo hacer una interpretación dramática en un email de apenas 300 palabras, con ejemplo y explicación de uno de los emails que mejor me ha funcionado en mucho tiempo. Si no eres perfecto, podrás hacer dinero con ello.

-Ejemplo de cómo una sola palabra (pepinillo) puede dibujar una imagen mental tan poderosa que el lector no se lo pueda sacar de la cabeza hasta que no compre.

-La página de un sector muy poco ético que factura 3000€ al día en ventas y cómo utilizar todo eso éticamente… si quieres. Eso será cosa tuya.

-Cómo utilizó el poder de la demostración en su carta de ventas una persona muy conocida del sector del marketing online que hace mis formaciones, y que podrás implementar en tus textos, de un día para otro.

-Una manera sutil de ridiculizar lo que hace sentir ridículo a tu cliente y aprovecharlo para generar ventas y empatía.

Hasta el sábado 29 de febrero a las 23:59h fecha límite

Suscripción

Isra Bravo